Neurosis del domingo

La neurosis del domingo o «vacío del domingo» tiende a manifestarse también después de atravesar una pérdida. Algunas personas manifiestan que el día que más sienten dolor emocional tras la muerte, separación o cualquier pérdida significativa en su vida, es el domingo.

Por Blanca Fernández*


Foto: «Gallos» de Cheo García Araujo – Venezuela

Cuando piensas en el domingo, ¿qué es lo primero que se te viene a la mente? La rutina de la semana está llena de estrés y actividades que nos mantienen ocupados, por lo que esperamos con ansias desde el lunes la llegada del fin de semana, para no hacer eso que tanto nos estresa (trabajo).

Viernes y sábado son consideramos más sociales e incluso algunos continúan laborando, por lo que el domingo es un día de descanso: lo esperas y planeas como ese premio merecido después de haber cumplido con tus responsabilidades e incluso haces planes para disfrutarlo aún más.

Por la mañana, un desayuno rico o tu almuerzo preferido, pijamas, películas, sin dieta ni ejercicio, nada de quehaceres domésticos, ninguna actividad, solo quedarte en casa a descansar.

El día transcurre con tranquilidad. Pero conforme avanzan las horas te das cuenta de que esa paz y quietud que tanto buscabas se convierte en una especie de vacío, apatía, aburrimiento, tristeza, angustia, ansiedad, síntomas que se incrementan durante la tarde.

De pronto, descubres que no tienes nada que hacer más que estar contigo mismo y en ese silencio es cuando suenan más fuerte tus pensamientos; esa calma y paz que tanto ansiabas te confronta con tus fantasmas internos, con tus miedos, tus
carencias, tus insatisfacciones, surgen preguntas para las que todavía no tienes respuesta.

Comienzas entonces a cuestionar el sentido de todo, no encuentras una razón de ser, te centras en los aspectos negativos de tu vida, del mundo, de la existencia.

Si lo has sentido, déjame decirte que eso tiene un nombre y se le llama neurosis del domingo o «vacío del domingo» y es común que se manifieste e incremente en horas de la tarde.

Viktor E. Frankl, creador de la logoterapia, atribuye la «neurosis del domingo» a la experimentación de un vacío existencial.

A su vez, el psicoanalista Sandor Ferenczi, en uno de sus escritos, menciona que la sintomatología de este malestar permanece parcialmente reprimida durante la semana, debido a las tareas y ocupaciones, pero al llegar la temida libertad del
descanso, estos síntomas tienen vía libre para manifestarse.

La neurosis del domingo o «vacío del domingo» tiende a manifestarse también después de atravesar una pérdida. De hecho, algunas personas manifiestan que el día que más sienten dolor emocional tras la muerte, separación o cualquier pérdida
significativa en su vida es el domingo.

No duden en buscar ayuda profesional si sienten que solos no pueden manejar este malestar emocional.

Dice también Viktor Frankl que «no hay nada en el mundo que capacite tanto a una persona para sobreponerse a las dificultades externas y a las limitaciones internas, como la consciencia de tener una tarea en la vida».


*Tanatóloga con enfoque logoterapéutico. FB: Blanca Fernández Tanatóloga

Publicado por adrianaesthela

Reportera

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: