La culpa en el duelo

En esta entrega, la especialista en Tanatología comparte herramientas para abordar el sentimiento de culpa por el fallecimiento de una persona querida.

Foto: Aracely Martínez

Por Claudia Guillén*

Cuando estamos en duelo, uno de los sentimientos más normales que se experimentan es la culpa. La culpa es la sensación de haber fallado por acción u omisión al ser querido, de haberle causado daño o haberle dado alguna muestra de desamor.

Este sentimiento hace que el doliente viva su duelo con un intenso sufrimiento, pero la culpa nos mantiene anclados al pasado, impide disfrutar del presente y visualizarnos en un futuro. A la vez, puede paralizar al doliente y venir acompañada de angustia, desesperanza y enojo hacia uno mismo.

Aunque no haya una relación directa entre el fallecimiento y nuestra responsabilidad, nos decimos a nosotros mismos que algo tendríamos que haber hecho, como si pudiéramos controlar la muerte. Rebobinamos todo lo ocurrido para ver qué pude haber hecho diferente, para que eso no pasara. «Quizá lo hubiera llevado a otro hospital», «si no le hubiera dado el permiso de salir…», «si no hubiéramos discutido…». La culpa suele presentarse cuando existe el deseo de haber hecho algo diferente en el pasado y se caracteriza por pensamientos recurrentes con el «hubiera».

No seas tan duro contigo, no te juzgues; no sabías que tu ser querido iba a fallecer. Hiciste lo mejor que pudiste con los recursos que tenías y las circunstancias en las que estabas en ese momento. Hoy crees que pudiste haberlo hecho diferente, aplica lo aprendido con las personas que hoy en día tienes, tal vez piensas que no fuiste cariñoso con tu ser querido fallecido, que debiste compartir más tiempo, que debieron hacer revisiones periódicas de salud. Hazlo ahora con quien se queda.

Tu ser querido no es aquello que no hiciste o lo que pudiste haber hecho diferente en los últimos momentos. Te invito a reflexionar en lo que sí hiciste por tu ser amado, en toda una vida compartida de amor, de recuerdos agradables.

«El duelo no pesa tanto como la culpa, pero se lleva más de ti» (Verónica Roth).


*Claudia Guillén Dávila (Máster en Tanatología, Duelo y Sentido de Vida).
Página de Facebook: Claudia Guillén – Tanatóloga
Correo: clauzdavila@gmail.com

Publicado por adrianaesthela

Reportera

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: