Y después del covid, ¿qué?

En este artículo, la autora señala que una de las lecciones aprendidas en pandemia es no descuidar ninguna de las afecciones de salud que tengamos, considerando que a pesar de las campañas de vacunación y las medidas de higiene, aún llegan numerosos casos de Covid-19 a consultorios y unidades médicas.

Por Marayira Chirinos*

Foto: Luis Barrón

A este artículo lo mueve una preocupación personal y las ganas de ocuparme seriamente de lo que requiera la situación actual de la pandemia.

A veces siento que, aunque hago uso consuetudinario de mi mascarilla y demás medidas de bioseguridad, existe una «gripalización» del Covid-19, que disminuye en gran medida su dimensión, rayando a ratos en una casi desaparición del tema, producto quizá de un desgaste natural luego de dos años inmersos en esa particular y bien aleccionadora circunstancia.

Conversé esta semana con la endocrinóloga Gladys Mota, quien gentilmente me aclaró que no se trata de una «gripalización», sino que el cumplimiento del esquema de vacunación ha provocado que los niveles de transmisibilidad disminuyan y que los síntomas no resulten tan alarmantes. Sin embargo, dejó claro que aún reciben casos de Covid-19 en las instituciones donde labora y que no debemos bajar la guardia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), por su parte, estima que el número total de muertes asociadas directa o indirectamente a la pandemia de Covid-19 (descrito como «exceso de mortalidad») entre el 1 de enero de 2020 y el 31 de diciembre de 2021 fue de aproximadamente 14.9 millones (rango de 13.3 millones a 16.6 millones).

«Estos datos aleccionadores no solo señalan el impacto de la pandemia, sino también la necesidad de que todos los países inviertan en sistemas de salud más resilientes, que puedan mantener los servicios de salud esenciales durante las crisis, incluidos sistemas de información más fuertes», según manifestó el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS.

Una de las cosas que hemos aprendido es que no podemos descuidar ninguna de las afecciones de salud que tengamos. Tomemos en cuenta que el exceso de mortalidad incluye las muertes asociadas al Covid-19 directamente (debido a la enfermedad) o indirectamente (debido al impacto de la pandemia en los sistemas de salud y la sociedad). Las muertes vinculadas indirectamente al covid son atribuibles a otras condiciones de salud para las cuales las personas no pudieron acceder a la prevención y el tratamiento, porque los sistemas de salud estaban sobrecargados por la pandemia.

La doctora Mota insistió en la importancia de seguir el esquema de vacunación con sus respectivos refuerzos frente a la ola que pudiera reeditarse, toda vez que en China y Corea la situación se ha agravado nuevamente.

En tanto, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos otorgó una autorización de uso de emergencia para una dosis de refuerzo de una de las vacunas contra el covid para niños de 5 a 11 años, al menos cinco meses después de completar el esquema de vacunación.

Dicho organismo había solicitado la autorización a fines de abril, afirmando que, según datos de la oficina, una tercera dosis de vacuna aumentó los anticuerpos que combaten la variante Ómicron en 36 veces en este grupo de edad.

Ómicron tiene más de 30 mutaciones y ha demostrado esquivar los anticuerpos de las dos dosis de la vacuna. Sobre esto sabemos que aún existen dudas y algunas opiniones encontradas sobre las vacunas, pero la tendencia es hacia la inmunización para blindarnos.

Queda claro que nuestro mundo cambió para siempre, que debemos cuidarnos más, sin caer en paranoia y estar bien informados, no solo de los casos y las posibilidades reales de un rebrote fuerte en Venezuela y otros países, sino igualmente prepararnos frente a ese escenario partiendo de la experiencia anterior.

Seamos propositivos, hagamos proyecciones sin caer tampoco en ansiedad, pero no olvidemos nunca que el mundo es de quienes estamos preparados.

******

*Politóloga y locutora venezolana. Mamá de Sara, Abraham y Samuel.
**Agradecemos al diario venezolano El Universal por permitirnos reproducir esta columna, publicada el 22 de mayo de 2022.

Publicado por adrianaesthela

Reportera

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: