Educar a los niños para la muerte

En esta segunda entrega de la columna «Trascender», la tanatóloga comparte reflexiones sobre el papel de la muerte en la cultura mexicana y la forma de hablarle de ella a las infancias, que suelen ser excluidas de estas conversaciones bajo el argumento de que, así, se les evita el dolor.

Por Claudia Guillén*

México es un país con una cosmovisión única respecto de la muerte. Una vez al año se realiza la festividad del Día de Muertos, una fecha para recordar a nuestros seres amados que ya no están con nosotros de forma física. Podemos observar cómo los cementerios y los hogares se llenan de coloridos altares, siendo quizás una de las tradiciones más importantes en la cultura mexicana.

En nuestro país es común escuchar referirnos a la muerte con otras denominaciones como calaca, huesuda, catrina, parca, flaca, dientona entre muchas otras; evitando referirnos a ella por su nombre, porque si al mencionarla podemos tal vez “atraerla”.

Aun y con estos antecedentes, podemos ver que la realidad es que tenemos miedo de enfrentarnos con ella, nos paralizamos si es nombrada, porque desde pequeños nos la han mostrado como una gran tragedia, como algo que debe evitarse por todo el dolor que este acontecimiento de manera natural desencadena, cuando la realidad es que la única certeza que tenemos es que algún día moriremos, no sabemos cuándo, ni de qué manera, ni dónde.

Por el bien de nuestra cultura, deberíamos trabajar en educar para la muerte, que sea vista como un proceso natural y no como un suceso traumático del que se evita hablar. Pero ¿cómo educamos para la muerte?

Lo ideal sería que preparemos a los niños para los temas de muerte desde los primeros años de vida. Generalmente nos enfrentamos primero a “pequeñas pérdidas”,  después a otras más dolorosas que nos van preparando para momentos más duros como la muerte de un ser querido.

Podemos hacer uso de situaciones cotidianas en las que se pueda observar la muerte (mariposas muertas, flores secas), para explicar que todo lo vivo (plantas, animales y seres humanos) un día morirán. Pensamos que al no hablar del tema los alejaremos del sufrimiento. Sin embargo, es lo contrario: los apartamos de un evento fundamental en sus vidas, que en algún momento inevitablemente tendrán que afrontar. Si los niños crecen sin exponerse al sufrimiento, serán más propensos a la frustración y no desarrollarán las habilidades necesarias para hacer frente a eventos a los que seguramente deberán enfrentar cuando alcancen la edad adulta. Hay que tener en cuenta que es imposible evitarles en su vida todo el dolor.

¿De qué otra manera podemos educar para la muerte? En México es común que los adultos excluyamos a los niños de todo lo relacionado con la muerte (rituales, expresión de las emociones como el llanto, escondernos de ellos en el transitar del duelo). ¿Qué podemos hacer? Integrar a los niños a los ritos funerarios, no tener miedo a mostrarnos vulnerables frente a ellos permitiendo expresar nuestras emociones, apoyarles a resolver sus dudas (evitando el uso de metáforas). Recordar juntos a nuestro ser amado que ha muerto, no tener miedo de nombrarlo, permitirle las expresiones de sus emociones; evitar hablar de nuestro ser amado fallecido complica nuestro duelo y el de nuestros niños.

Un gran reto al que se enfrenta la sociedad actual es el reconocer a la muerte como un proceso natural de la vida. La doctora Kübler-Ross aporta: “Sería muy útil que hubiese más gente que hablara de la muerte como de una parte intrínseca de la vida, de la misma manera que no vacilan en hablar de alguien que está esperando a otro niño”.

*Tanatóloga. Máster en Tanatología, Duelo y Sentido de Vida.

FB: Claudia Guillén.
Correo: Tanatólogaclauzdavila@gmail.com

Publicado por adrianaesthela

Reportera

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: