Mientras respiro

Cada día de nuestra existencia está lleno de luminiscencia y a pesar de que en muchas ocasiones exista incertidumbre o dolor, no estamos condenados a vagar por el mundo desdichados.

Por Marayira Chirinos*

Mientras respiro es el título del recién lanzado libro de la extraordinaria escritora y poeta argentina Raquel Rasmussen Gohringer, con el que se me honró solicitándome escribir el prólogo.

Esta antología poética me ha hecho reflexionar profundamente sobre los matices de la vida. La sola frase en tiempos de pandemia permite valorar intensamente ese acto reflejo vital de respirar, y nos reconcilia con cada cosa que hagamos por muy sencilla y superflua que parezca, recordándonos que cada día de nuestra existencia está lleno de luminiscencia. A pesar de que en muchas ocasiones exista incertidumbre o dolor, no estamos condenados a vagar por el mundo para ser desdichados, todo lo contrario: vivimos para ser exitosos y felices en cualquiera que sea nuestra meta y realidad existencial.

El libro es el resultado de años de vivencias y experiencias en control de emociones de su autora y su firme empeño por superar cada etapa que por difícil se tornó enriquecedora, inscribiéndola perfectamente en los principios que acompañan al pensamiento propositivo, donde la empatía y la búsqueda incesante de un propósito que nos conduzca la plenitud son prioridad.

En el mes de la mujer me referí a un libro por demás controversial que resultó ser una especie de manifiesto para nosotras las mujeres, y para quienes aprecian en nosotras la belleza física, pero también el valor sublime, perenne e incontrovertible de la felicidad: No es en las tetas, es en el cerebro.

Mientras pienso me hace recordar mucho este libro por el efecto emocional que genera en el lector, pero penetrando aún más en la fibra femenina por pasearse por cada etapa de la mujer que pasados los 40 tiene un cúmulo de vivencias capaces de describirse en cada poema.

Estamos transitando momentos de cambio en la reingeniería humana y hasta de género, por esa razón este libro no es solo para nosotras, es para todo aquel que reconozca que debemos frenar la competencia que nos ha separado por años y nos ha llevado a ratos a destruirnos mutuamente. Se trata, al final de cuentas, de un maravilloso ejercicio de empatía.

Amar a otro luego de aprender a amarnos a nosotros, experimentar el dolor de sanar o el de callar cuando se siente que la pasión o el amor se está perdiendo, el encuentro con el propósito, la maternidad, el desapego, cierre de ciclos, toma de decisiones, son tan solo algunos de los temas que Rasmussen plantea de una forma que resuena duramente en muchas de nosotras.

Si nos ponemos en el lugar del otro, en este caso de la mujer y su complejo cerebro, podemos entender sus preocupaciones y sus miedos. Fórmula perfectamente aplicable también para la mujer con respecto al hombre, no olvidemos que hay quienes piensan que en ellos no albergan también muchas veces miedos.

Ambas lecturas encuentran en la neurociencia una forma de entender tanto la relación hombre-mujer, como el dominio de nosotras por medio de sus emociones para no ser presa de aflicciones, inseguridades, miedos o frustraciones; que al final es lo que hace que seamos sometidas, alimentando la percepción de fragilidad que muchos tienen de nosotras.

En Mientras respiro entiendo con las letras de Rasmussen que, aunque cueste sí es posible descubrir el mundo real e iniciar el primer día del resto de nuestra vida; caminar hacia la autorrealización, la plenitud y el éxito personal para hombres y mujeres, en perfecta y poderosa complementariedad, como nuestro
cerebro mismo.

Ojalá tengamos siempre oportunidad de dedicar unos minutos de nuestro día a inspiradores y reflexivos escritos que nos motiven y nos hagan reflexionar sobre el sentido que damos a nuestra vida. Letras que nos abrazan y estimulan para no parar y seguir siempre adelante, a pesar del dolor y, muchas veces, las dudas.

*Periodista y comunicóloga venezolana.

Publicado por adrianaesthela

Reportera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: