Confinadas

Mujeres dentro de refugio en Tlaxcala. Foto: Lizbeth Álvarez

Por Adriana Esthela Flores*

El miedo me hizo salir, o sea más que nada el miedo que tenía de que me quitaran a mis hijos y que me fuera hacer algo… sufrí todas las violencias, bueno me golpeaba, me insultaba, pues me quiso hasta matar.”

El testimonio de una mujer de 20 años fue recogido en el informe “Violencias contra las mujeres, niñas y niños en 2020: datos y testimonios” que publicó la Red Nacional de Refugios, para denunciar lo que diversas organizaciones internacionales han llamado “pandemia en la sombra”: la violencia contra las mujeres que se agudizó en todo el mundo, debido a las medidas de confinamiento ordenadas por la mayoría de los países.

Mientras las autoridades sanitarias consideraban el encierro como una de las medidas más eficientes para frenar el aumento de contagios y muertes por la pandemia, en los hechos esto significó para miles de mujeres permanecer confinadas junto a sus agresores: el 75.41% de las mujeres que solicitaron ayuda a la red reportaron que sus esposos, exparejas o parejas fueron quienes las violentaron; de ellas, tres de cada 10 reportaron agresiones psicológicas, el 33.50%, físicas y dos de cada 10 fueron víctimas de todos los tipos de violencias, incluida la sexual, económica y patrimonial.

A finales del año pasado, la Comisión Económica para América Latina (Cepal) reconocía en un informe la persistencia de la violencia por razones de género contra las mujeres y las niñas de la región y por las altas tasas de feminicidio, agravadas por el confinamiento y las restricciones de movilidad: “El confinamiento refuerza el aislamiento de las mujeres que tienen compañeros violentos, separándolas de las personas y los recursos que mejor pueden ayudarlas. Es la situación perfecta para ejercer un comportamiento controlador y violento en el hogar. De forma paralela, al tiempo que los sistemas sanitarios se esfuerzan al límite, los refugios para la violencia doméstica alcanzan también su máxima capacidad, agravándose el déficit de servicio al readaptar dichos centros a fin de ofrecer una respuesta adicional al covid”.

Según el reporte, en países como Argentina, Canadá, Francia, Alemania, España, Reino Unido y Estados Unidos aumentaron las denuncias de violencia doméstica durante la crisis. Incluso antes de que existiera el Covid-19, la violencia doméstica ya era una de las violaciones de los derechos humanos más flagrantes. En los últimos 12 meses, 243 millones de mujeres y niñas (de edades entre 15 y 49 años) de todo el mundo han sufrido violencia sexual o física por parte de un compañero sentimental. Y, con el avance de actual pandemia, es probable que esta cifra crezca con múltiples efectos en el bienestar de las mujeres, su salud sexual y reproductiva, su salud mental y su capacidad de liderar la recuperación de nuestras sociedades y economías, y de participar en ella.

Además, delineó una proyección en términos económicos: si no se aborda debidamente, la “pandemia en la sombra” se añadirá al impacto económico del Covid-19, que ya había sido estimado en 1.5 billones de dólares en 2019. “Nuestro empeño no debe consistir únicamente en sobrevivir al coronavirus. Debemos renacer de esta crisis con mujeres fuertes, que ocupen el centro mismo de la recuperación”, concluyó.

En el caso de México, país donde cada día son asesinadas entre 10 y 11 mujeres y donde el presidente, Andrés Manuel López Obrador, consideró el término “romper el pacto patriarcal” como una expresión importada, la RNR fue contundente:
“Exigimos un gobierno que contemple a las mujeres como eje de incidencia en su agenda y que arranque el patriarcado y la impunidad de cada una de sus instituciones en los tres órdenes de gobierno y en las 32 entidades federativas, solamente así podremos hablar de una verdadera transformación”.

Solamente así, tal vez, la pandemia del machismo dejará de estar en la sombra.


(El informe de la red está disponible en: https://rednacionalderefugios.org.mx/comunicados/violencias-contra-las-mujeres-nin%cc%83as-y-nin%cc%83os-en-2020-datos-y-testimonios/)

Informe de Cepal: https://www.cepal.org/es/comunicados/cepal-preocupa-la-persistencia-la-violencia-mujeres-ninas-la-region-su-maxima-expresion)

*Reportera y cronista, directora de Diarios de Covid-19.
Twitter: @adrianaesthela / adriana.esthela@gmail.com, diariosdecovid@gmail.com

Publicado por adrianaesthela

Reportera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: