Sobrevivir a la Nueva Normalidad

El mundo cambió para siempre, así como la forma como se desarrollan todas las
actividades de la vida humana. En este texto, la autora nos comparte fórmulas para sobrevivir de manera propositiva.

Foto: Galerías Diarios de Covid-19

Por Marayira Chirinos*

Mucho se ha dicho y escrito sobre las consecuencias de la aparición del Covid; pero es muy claro que aun con la existencia de las vacunas, el mundo ya cambió para siempre, así como la forma como se desarrollaban todas las actividades de la vida humana. Pero ¿cómo asumir estos innumerables cambios y modelos desde el punto de vista propositivo? ¿Cómo debemos responder ante esa nueva realidad? Veamos el vaso medio lleno y no medio vacío.

Un estudio del consultor en innovación mexicano Carlos Glatt publicado recientemente por varios portales en el mundo, y entrevistado en nuestro programa Pensamiento Propositivo por Globovisión, enumeró lo que él considera las veinte tendencias generales del año 2021 entre las cuales se encuentran la preeminente transformación de la manera de educar y de trabajar, ahora online, lo cual generará la disminución considerable de las corporaciones, el incremento de empresas destinadas al mejoramiento tecnológico de los hogares, hasta las migraciones de familias desde las grandes ciudades hacia las provincias, para evitar el caos y el estrés que estas representan ante la posibilidad de trabajar a distancia.

Además de esto, Glatt menciona la necesidad de las empresas de invertir en
tecnología, la tendencia a volver hacia lo natural, lo sano, el mejoramiento de la salud mental y la visión general de 2021 como un renacimiento, un recomenzar.
Lo muy interesante de todo este planteamiento, que es además resultado de un conjunto de investigaciones que resume Glatt, es la innovación, la tecnología, lo natural (permacultura) y el pensamiento lateral como base de esta realidad que ya nos alcanzó. La conciencia sobre estos aspectos nos permitirá saber cómo enfrentar las amenazas y aprovechar las oportunidades, pero desde un Pensamiento Propositivo que además nos invita a no desmayar en el intento, a creer y convencernos de lo positivo de estos nuevos tiempos, y a crear una realidad favorable para nosotros a partir de ella.

Además del pensamiento propositivo, ese pensamiento lateral que refiere el autor
presenta un enfoque distinto al vertical, lógico o deductivo, por presentar enfoques fuera del patrón de pensamiento habitual que normalmente serían ignorados por el
pensamiento lógico y que nace precisamente de la creatividad que situaciones como las actuales nos despierta. El sentido del desarrollo de este tipo de pensamiento no es
generar una idea correcta, sino un gran número de ellas, para ser examinadas y poder seleccionar las mejores, que no siempre se acercan a las habituales en nuestra mente pero que pueden ir en consonancia con la situación, en este caso, con la nueva normalidad.

Para desarrollarlo es necesario buscar varios enfoques sin juzgar su validez, dejar las
valoraciones hasta el final (no prejuiciar) y analizar cada elemento uno por uno para
desestructurar esquemas de pensamiento y tener ideas nuevas.

Otro punto clave para insertarnos con éxito a la nueva realidad es la permacultura, que en su concepto sugiere un sistema de diseño agrícola, con connotaciones -a su vez- sociales, políticas y económicas, que nos hace retrotraernos a la esencia de la vida, al contacto con la naturaleza, a volver a la agricultura, la construcción de casas ecológicas y verdes, así como un mayor aprovechamiento de los recursos naturales como fuente energética, estableciendo así el tan necesario equilibrio que la vida necesita con ese uso excesivo de tecnología que también exigen los nuevos tiempos.

Imagine lo que significa migrar a otros lugares, lejos de las grandes ciudades,
ecológicamente sanos y viables en materia económica, asentamientos capaces de
producir para satisfacer sus necesidades, sin explotar recursos o contaminar, donde
confluya la calidad de vida y el desarrollo económico.

La vida es un constante cambio y lo único seguro es que ese cambio tarde o temprano llegará. Para adaptarnos a ellos y sobrevivir es necesario estar conscientes de nuestras realidades, aprovechar nuestras fortalezas, pensar de manera propositiva y desarrollar el pensamiento lateral que nos permitirá traer ideas nuevas y desarrollarlas ante los nuevos retos que se nos presentan.

*La autora es periodista, politóloga y conductora de televisión en Venezuela. Madre de Sarah, Samuel y Abraham.





Publicado por adrianaesthela

Reportera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: