Ansiedad y depresión aumentaron más del 25% en primer año de pandemia: OMS

El más reciente informe sobre salud mental, publicado por la Organización Mundial de la Salud, alerta sobre una crisis global de salud mental, reflejada en el aumento del estrés a corto y largo plazo, la ampliación de la brecha de atención terapéutica y los recursos financieros insuficientes para los tratamientos. Frente a este panorama, la OMS hizo un llamado a los gobiernos a tomar medidas específicas para garantizar el acceso de la población a la salud mental, especialmente a los grupos más desfavorecidos.

Por Adriana Esthela Flores*

Imagen de Serena Wong en Pixabay

Los trastornos de ansiedad y depresión aumentaron más del 25% durante el primer año de la pandemia, reveló el más reciente informe sobre salud mental, publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El reporte, que representa el examen más completo sobre la salud mental en el mundo desde principios de siglo, reconoce que las personas más pobres y más desfavorecidas de la sociedad son las que mayores riesgos corren de verse afectadas por mala salud mental y las que menos probabilidades tienen de recibir los servicios adecuados.

El panorama descrito por el informe alerta sobre una crisis mundial de salud mental, reflejada en el aumento del estrés a corto y largo plazo, la ampliación de la brecha de atención terapéutica y los recursos financieros insuficientes para los tratamientos.

«Además de ser generalizados y costosos, los trastornos mentales están gravemente desatendidos. Los sistemas de salud mental adolecen en todo el mundo de importantes deficiencias y desequilibrios en materia de información e investigación, gobernanza, recursos y servicios. A menudo se da prioridad a otras afecciones en detrimento de los trastornos mentales; y en el contexto de los presupuestos de salud mental, la atención de salud mental en la comunidad carece sistemáticamente de fondos suficientes», señala la OMS.

Este es el panorama, a grandes rasgos:

*Una de cada ocho personas en el mundo sufre algún trastorno mental.
*Los trastornos de ansiedad y los depresivos son los más comunes.

*El suicidio representa más de uno de cada 100 fallecimientos. El 58% ocurre antes de los 50 años de edad.

*Los trastornos mentales son la principal causa de años perdidos por discapacidad (APD), y representan uno de cada seis casos de APD en el mundo.

*La esquizofrenia, que afecta aproximadamente a uno de cada 200 adultos, es el más perjudicial de todos los trastornos mentales.

*En promedio, los países dedican menos del 2% de sus presupuestos de atención de salud a la salud mental.

*En los países de ingresos medianos, más del 70% del gasto en salud mental sigue destinándose a los hospitales psiquiátricos.

*Casi la mitad de la población mundial vive en países en los que solamente hay un psiquiatra por, al menos, cada 200 mil habitantes.

*Lagunas en cobertura de servicios: mala calidad, bajos niveles de conocimientos sobre salud mental, estigmatización y discriminación.

*El 71% de las personas con psicosis en todo el mundo no reciben servicios de salud mental.

Entre las principales causas de depresión están los abusos sexuales en la infancia y el acoso por intimidación; junto con las desigualdades sociales y económicas, las emergencias de salud pública, las guerras y las crisis y desastres climáticos.

En el informe, la OMS hace tres llamados a los gobiernos, con líneas de acción específicas:

  1. Profundizar en el valor y el compromiso que atribuimos a la salud mental. 

-Aumentar las inversiones en salud mental.

-Incluir a las personas con trastornos mentales en todos los aspectos de la sociedad y en la toma de decisiones.

2. Reorganizar los entornos que influyen en la salud mental, como los hogares, las comunidades, las escuelas, los lugares de trabajo, los servicios de atención de salud o el medio natural. 

-Fomentar la colaboración intersectorial e intervenir en formas que reduzcan riesgos, generen resiliencia y derriben las barreras que impiden a las personas con trastornos mentales participar plenamente en la sociedad.

-Tomar medidas contra la violencia de pareja y el maltrato y abandono de niños y personas mayores

-Programas de ayuda de subsistencia a personas con trastornos mentales.

-Programas de aprendizaje social y emocional y combate al acoso escolar.

-Espacios verdes en escuelas y prohibición de plaguicidas asociados con una quinta parte de los suicidios.

3. Reforzar la atención de salud mental cambiando los lugares, modalidades y personas que ofrecen y reciben atención de salud mental.

-Establecer redes comunitarias de servicios que se alejen de la atención de custodia prestada en hospitales psiquiátricos.

-Servicios comunitarios de salud mental.

-Utilización de tecnologías digitales para apoyar la autoayuda guiada y no guiada, y prestar atención a distancia.

«Todos los países tienen oportunidades sobradas de progresar correctamente hacia una mejor salud mental para su población, ya sea formulando políticas y legislación más sólidas sobre salud mental o introduciendo la salud mental en los seguros médicos, fomentando o fortaleciendo los servicios comunitarios de salud mental o integrando la salud mental en la atención general de salud, las escuelas o los establecimientos penitenciarios. Los cambios estratégicos pueden aportar una mejora considerable», concluyó Dévora Kestel, directora del Departamento de Salud Mental y Consumo de Sustancias de la OMS.

*Periodista y poeta, directora de Diarios de Covid-19.

*********

Publicado por adrianaesthela

Reportera

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: