Hasta siempre, Almudena infinita

Nos hacemos la misma pregunta: ¿Cómo se despide a quienes hacen literatura? ¿Cuál es la palabra exacta para decirles adiós para siempre, esa cuestión de la despedida definitiva a quienes volvieron de las palabras, arte? Murió Almudena Grandes y es necesario despedirla o desearle, tal vez, un buen viaje a un mundo donde siga mirando con sus ojos tan profundos como generosos.

Por Adriana Esthela Flores*

Foto: FB AlmudenaGrandes

Almudena Grandes, una de las más importantes escritoras de España, murió la tarde del sábado 27 de noviembre de 2021, víctima de un cáncer que le diagnosticaron hace dos años.
La escritora, nacida el 7 de mayo de 1960 en Madrid, cobró fama internacional con su obra Las edades de Lulú. Entre sus obras más aclamadas, están Te llamaré Viernes, Malena es un nombre de tangoAtlas de geografía humanaLos aires difíciles y El corazón helado, entre otros. Una próxima obra relacionada con la pandemia será publicada el próximo año, siendo el séptimo volumen de Episodios de una guerra interminable.
Recibió galardones como el Premio de la Fundación Lara, el Premio de los Libreros de Madrid, el Rapallo Carige y el Prix Méditerranée, Premio de la Crítica de Madrid, el Iberoamericano de Novela Elena Poniatowska, el Sor Juana Inés de la Cruz y el Nacional de Narrativa.
Ante la noticia de su muerte, miles de seguidoras y seguidoras así como familiares y amistades la recordaron dedicándole poemas, canciones y mensajes de despedida. Fue esposa del poeta y director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, con quien tuvo tres hijos: Elisa, Mauro e Irene.
Acá, mientras tanto, nos hacemos la misma pregunta: ¿Cómo se despide a quienes volvieron de las palabras, arte?
Buen viaje, Almudena.


Ausencia es una forma del invierno
Por Luis García Montero

Como el cuerpo de un hombre derrotado en la nieve,
con ese mismo invierno que hiela las canciones
cuando la tarde cae en la radio de un coche,
como los telegramas, como la voz herida
que cruza los teléfonos nocturnos
igual que un faro cruza
por la melancolía de las barcas en tierra,
como las dudas y las certidumbres,
como mi silueta en la ventana,
así duele una noche,
con ese mismo invierno de cuando tú me faltas,
con esa misma nieve que me ha dejado en blanco,
pues todo se me olvida
si tengo que aprender a recordarte.

«Hasta siempre Almudena»


(Sin título)
Gioconda Belli

España ha perdido hoy un país llamado Almudena. Es difícil procesar esa desaparición prematura porque a los 61 años, Almudena era el mascarón de proa de un barco que surcaba las letras españolas dejando un surco de agua y recuerdos cruciales. Además, era tan fuerte, tan árbol, tan sencilla y cercana, tan amiga de sus amigos, tan amor de Luis, tan risa de Chus, de Benjamín, de Daniel Rodríguez Moya. Dos o tres veces la tuvimos en Nicaragua y los pasó contenta conociendo el país. Yo no creí que se iría tan pronto aunque las noticias de su salud eran malas, no sé por qué no podía imaginar que la muerte fuera tan impaciente. Es un día muy triste hoy. Leo las palabras que se escriben sobre ella, todo el amor que está ocupando las redes para despedirla y sigo leyendo porque me parece mentira, porque quisiera que fuera mentira.

FB: GiocondaBelli

(Sin título)
Joaquín Sabina, 2017. Interviú.

Si la memoria histórica te raya la falla del dos mil, si la canalla empaña el mes de abril, si cada julio pierdes la batalla del grana y el añil, ni llores por Boabdil, ni tires la toalla.

Si los aires difíciles te dejan mojado el canesú, si purgas los pecados de Lulú, si los castillos de cartón te alejan del coro de Moscú, liba en aquel vermú la miel de las abejas.

Si te urge repasar la geografía humana de Babel, si sigues en edad de serle infiel a las penas con pan de cada día, si ni Caín ni Abel, rebózate en la hiel cañí de los tranvías.

Si viajas por el viejo testamento de Miaja y de Negrín, si Alberti, Federico, Bergamín, si meas a los pies del monumento de Cela y de Celine, afina el cornetín del quinto regimiento.

Si estrenas fatiguitas en cadena de carne de cañón, si te irritan los solos de borbón, si vives enganchado a tu Malena, mellado bandoneón, hurga en el corazón helado de Almudena.

*Periodista y poeta, directora de Diarios de Covid-19

e-mail: diariosdecovid@gmail.com



Publicado por adrianaesthela

Reportera

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: