“Ensayo sobre la belleza y el desorden de las cosas”

Poemas de la obra premiada del poeta mexicano Margarito Cuéllar

Foto: Facebook Margarito Cuéllar

El poeta mexicano Margarito Cuéllar se ha forjado un nombre en el celoso mundo de la poesía, gracias a una obra que ha sido reconocida y premiada tanto en su país como a nivel internacional. El año pasado, su obra Nadie salvo el mundo obtuvo el Premio Hispanoamericano de Poesía Juan Ramón Jiménez y este 2021 ganó el Premio Internacional de Poesía Pilar Fernández Labrador 2021 por su libro Ensayo sobre la belleza y el desorden de las cosas, que se publicará en octubre.

Nacido en Ciudad del Maíz, San Luis Potosí, el 10 de junio de 1956, Margarito es ensayista, periodista, poeta y catedrático. Además de colaborar en publicaciones como las reviatas Armas y Letras, El Heraldo CulturalEl Norte, El Periódico, Frontera Norte, Generación, Hogaza, La Cultura en México, Nexos, Plural, Revista Mexicana de Cultura y Revista Tamaulipas, ha ganado el Premio Nacional de Poesía UAZ 1984, el Premio Pedro Garfias 1993, Premio Nacional de Poesía Ramón Iván Suárez Caamal 1993, Premio Nacional de Cuento, Ayuntamiento de Campeche, 1997; Premio de Poesía de Radio Francia Internacional y HJCK de Bogotá; el Premio a las Artes de la UANL y el Premio Iberoamericano Bellas Artes de Poesía Carlos Pellicer para Obra Publicada 2014.

En Diarios de Covid-19 hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Margarito sobre crear poesía en pandemia, además de que ha participado en nuestra emisión sabatina de “Las Sesiones” a través de Facebook Live. Esta vez tenemos el gusto de presentar en exclusiva cinco poemas inéditos de su más reciente obra galardonada, esperando que la disfruten y comparten la conmoción de su literatura.

Gracias y felicidades, maestro Margarito.


POEMA EXTRAVIADO

Volvieron todos pero el poema no.
La camisa de corazones rotos encontró su camino.
Llegaron los zapatos cansados por el viaje.
La corbata solitaria y enferma volvió al cuello de
entonces.
El auto con una sombra al volante busca lugar en la
cochera.
Pero el poema se extravió y a estas alturas del planeta
preocupa su estado emocional;
si cuenta con fuego suficiente para el invierno
o si atrapado en la corriente marina
carece de fuerza para alcanzar la orilla.
Posiblemente ahora el poema es la cepa de un cuento
el capítulo extraviado de una novela negra
o un ensayo sobre la belleza y el desorden de las cosas.
Si va de polizón en un barco no sé si volveremos a verlo.

Quizá cuelga de un árbol milenario como fruto doliente
o en un pueblo de pescadores
espera que baje la marea para encender su lancha
y volver -libre de su pasado- con una estela de peces.

Julio 09, 2017
Medellín, Colimbia


DE TIERRA Y AIRE

Se ríen de mí porque prefiero
vías y carreteras
en vez de modernos aviones.

En el aire hay sólo nubes
un cielo abierto sin pájaros
turbulencias y animales amorfos.

Si extiendo la mirada el asombro entra en ella.

Ahora por ejemplo veo un camión lleno de cerdos
hacinados como reos sucios y malolientes.
Los cerdos comen todo el tiempo.

Un hombre con sombrero arrea un caballo
y ambos conversan acerca de la plaga
que amenaza la cosecha de alubias.

No hay escaleras ni elevadores
el avión es un juguete de papel
y yo un hombre de paja.
En carretera
aunque el río arrastre bolsas de basura
y animales muertos;
estiro las piernas
y hasta escucho la fiesta de las cigarras.
Oigo las onomatopeyas de la tierra
mientras un árbol solitario en el desierto
agita los brazos.

Marzo 26, 2017
Carretera Ciudad de México-Monterrey


NOTICIAS DEL SUR

Una mujer de profundas luminosas heridas.
No es de este mundo el dolor que la cubre
pero emite unas extrañas luces
que llaman la atención desde lejos.
Sigo sus pasos pero no deja huella.
Dibujo con fuego señales en el aire
y aunque la lluvia lava el horizonte
por alguna razón que desconozco
me pierdo en el atlas de los mares.

Sé que está ahí porque escucho una nota
parecida al cristal cuando se rompe
porque no hay días y las noches abundan
y se activan las lunas de sus ojos
disminuye la niebla
y es posible orientarse y perderse otra vez.

Julio 27, 2017


POEMA DE LOS QUE DUERMEN EN LOS PARQUES

Llevan su vida en la mano derecha
y la muerte a una pesadilla del corazón;
temprano aprenden a llamar techo
a la copa del árbol
cama a un rincón del bosque
mesa a la piedra
manjar a lo que sobra.

Se alimenta de todo el que duerme en los parques:
Raíces, frutos secos, mariposas de vidrio.
A veces llora un poco
y hay días que no despierta
noches que no amanece
el vigía de los parques.

Abril 11, 2017
Bogotá, Colombia
Hotel Virrey Park


POEMA DE LOS QUE PINTAN EN LOS PARQUES


Nada concluye el que pintan en los parques
se desvanece tan pronto las siluetas toman forma
la lluvia las desgasta o la noche sorprende
a un fondo blanco en busca de un pincel.
Alguien dibuja una mancha parecida a un jaguar
pero la fiera escapa y se une a la manada
en busca de otra tela.
Un problema pintar a la luz de los parques:
los colores se secan la única
tela que resiste es la piel
y los pinceles son dedos con tintes de apenas un color.

Abril 23, 2017
Carretera Ciudad de México-Monterrey

Publicado por adrianaesthela

Reportera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: