¿Fui capaz de adaptarme a las clases en línea?

Por Alejandro García Salas

Antes de que el Covid-19 llegara a mi vida ya hacía trabajos en línea, pero nunca fue al 100%, hasta que se anunciaron las clases en línea y todo eso cambió.

Aún recuerdo esos últimos momentos en escuela presencial. Llegabas y se escuchaba el ruido de los demás, veías a tus compañeros y amigos, esperabas las clases y sobre todo la hora de salida. Ese día se nos anuncia una supuesta suspensión de tan solo dos semanas, pero qué ingenuos fuimos al creer que en ese lapso las cosas se iban a controlar. Esto empieza y el regreso a clases se va posponiendo cada vez más por lo delicada que se estaba poniendo la situación. Vi algunos videos y caí en la cuenta de que el regreso a clases se haría imposible durante un muy largo tiempo. Unos meses después se nos anunció que tendríamos actividades en classroom de temas que habíamos visto de manera presencial. Y con esto empezó el caos.

Los primeros días de actividades, la verdad es que empecé a entregar en tiempo, pero pasadas las semanas se me hacía más y más tedioso, era algo totalmente diferente y no podía adaptarme. Todo mi segundo semestre continuó así y al final no terminé de adaptarme a poner horarios y que no se me juntaran las actividades, pero entregué las cosas y eso es lo que importa.

Después de un largo descanso de verano se nos anuncia que para el nuevo ciclo ya tendríamos clases por llamada. La verdad es que al inicio me sentí motivado, quería conocer a los nuevos profesores y sobre todo aprender con ello. Y sí, la verdad los primeros días fue así, entré a clases y hacía mis actividades en tiempo y forma, pero la desmotivación me alcanzó y caí, empecé a no entrar a clases y solo veía las grabaciones; después me costaba entregar las actividades en tiempo y forma.

Terminó el semestre y eso no cambió mucho, al final logré salvarlo en las últimas semanas. Y con este 4to semestre tampoco cambiaron las cosas del todo, aunque lo que sí me acople bien fue a usar estas herramientas que tengo a mi alcance y las he explotado bastante. He aprendido muchísimas cosas que sin duda cuando esto vuelva a presencial me será más fácil algunas cosas.

Por ello, aunque adaptarse es difícil no es imposible, siempre hay algo nuevo que aprender y explotar, y más ahora que nunca aprendimos que las cosas pueden cambiar de un día a otro sin previo aviso. Y si bien es de humanos equivocarse, rendirse y desmotivarse, también se puede superar eso y verlo de otra manera,  aprovechando lo que se nos pone enfrente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: