Comunidad X-Cabil: Reciclaje dulce para afianzar la fe

Francisco Castillejos / Fotógrafo / Quintana Roo
Facebook: Paco Castillejos Instagram @paco_castillejos

La comunidad de X- Cabil, en el municipio de José María Morelos, en el estado de Quintana Roo, cuyo nombre significa “Lugar dulce”, elaboran velas artesanales ecológicas al reciclar los residuos de las velas y veladoras que los devotos llevan a la misa en la iglesia.  

Don Filiberto Caamal Canul, Domingo Chulin Pat y Arsenio Noh son los encargados del proyecto ecológico; usan cera pura de las abejas y los sobrantes de las velas y veladoras. Desde muy temprano empiezan el proceso a lo largo de una jornada de casi siete horas durante la cual elaborarán aproximadamente 250 velas. 

Estos trabajos se realizan tres veces al año y se usan para las celebraciones de Semana Santa en la misa de Sábado de Gloria, la fiesta de la Flor en Mayo y en diciembre para la celebración de la Virgen María, según explica Víctor Caamal Canul, más conocido como Chicho. 

Además,comenta que es un ritual sumamente serio e importante porque de ahí saldrá el fuego que renovará sus creencias; un fuego nuevo que “quita todo lo malo” y así renace en ellos el espíritu de su fe en Dios.

Nos cuenta dons Filiberto, que este ritual lo hacían las personas mayores con mucho recelo y él miraba por un hueco de la puerta de la sacristía para ver cómo era el procedimiento. Pero a su juicio, este debe hacerse abierto para que los niños y los jóvenes vean cómo se hace y así ellos sigan las tradiciones de su comunidad. Agrega que “realmente no es fácil porque lleva su tiempo prepararlo”. Empezaron a las 17:35 horas, turnándose entre ellos para calentar la madera y de ahí sacar la chispa que se prenderá y dará luz a todos. El material que utilizan son cortezas de calabaza, madera y hojas secas. La misa era a las ocho de la noche y el grupo seguía intentando prender el fuego, pero al pasar las horas uno de los integrantes, Víctor Manuel Chai Sansores se tuvo que retirar porque participaría en la misa dentro del coro, así que los jóvenes se quedaron sin un elemento y tuvieron que redoblar esfuerzos.

Eran ya las 19:20 horas y aún no lograban su objetivo, pero llenos de fe continuaron con mayor intensidad hasta que a las 19:41 horas del Sábado (de Gloria) prendieron la vela que días antes habían elaborado para posteriormente hacer la fogata, mantenerlo prendido hasta la hora de la ceremonia religiosa. Una vez que se lleva a cabo el protocolo del Fuego Nuevo tienen que seguir vigilándola para que nadie la apague y así dejar que se consuma, porque es sagrado: nadie puede apagarlo o incrementar su fuerza, se tiene que apagar por sí solo.

Finalmente, el cura Germán May Cabrera llega a la iglesia e invita a orar al pie de la fogata para posteriormente acercarse y prender el cirio que ya está listo. El cura inicia entonces su trayectoria hacia la entrada de la iglesia en donde la gente ya lo está esperando. A su paso se le acercan para ir prendiendo sus velas y compartir el fuego a su alrededor; ese fuego de renovación de la fe y su espíritu, un Fuego Nuevo que nace en sus corazones y su mente.

Publicado por adrianaesthela

Aprendiz de acordeón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: