En la disputa por las vacunas, avanza el “My country, first”

Por Adriana Esthela Flores*

Vacunación en la Ciudad de México Foto: Aracely Martínez

Aquel llamado que hizo el director general de la OMS el 27 de enero de 2021 se escuchaba, más bien, como una súplica ante la carrera que se avecinaba entre países de todo el mundo para ganar la mayor cantidad de dosis de vacunas al precio que sea, incluido el sacrifico del pacto de solidaridad internacional convocado -se supone- por la pandemia.

En su discurso “Debate sobre el informe relativo a las consideraciones éticas, jurídicas y prácticas de las vacunas contra la Covid-19”, ante la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, Tedros Adhanom Ghebreyesus alertó sobre la desigualdad en la distribución de las vacunas y denunció que países y empresas firman acuerdos bilaterales al margen del mecanismo internacional para la distribución de vacunas (COVAX), para intentar ponerse al principio de la fila. En aquella fecha, solo 10 países del grupo de los más ricos (sí, solo diez) concentraban el 75 por ciento de las vacunas contra el Covid-19.

“Un planteamiento egoísta pone en peligro a las personas más pobres y vulnerables del mundo”, denunciaba el director de la OMS, quien planteó al mundo cinco medidas críticas para lograr vacunar a todas las personas adultas mayores y personal sanitario en los primeros cien días del año, que incluían compartir las dosis sobrantes y ser transparentes en cuanto a volúmenes, precios y fechas de entrega. “Cada segundo cuenta”, resaltó. Pero en el terreno los llamados no han sido escuchados.

El más reciente informe del equipo “Launch and Scale Speedometer”, desarrollado por el Centro Duke de Innovación para la Salud Global (financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates), alertó sobre la alta desigualdad en la distribución de las vacunas: los países de ingresos altos tienen 4 mil 600 millones de dosis confirmadas, los de ingresos medianos altos, mil 500 millones; los ingresos medianos bajos, 614 millones de dosis y los de ingresos bajos, 670 millones. (Informe, acá: https://launchandscalefaster.org/COVID-19)

De acuerdo con el mapa de distribución, la Unión Europea, Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Brasil y Japón están a la cabeza de la adquisición de dosis, dejando porcentajes de compra similares para el mecanismo Covax. La organización comprende la actitud de ciertos gobiernos de tener trato directo con fabricantes para lograr ventaja en la competencia por las vacunas, pero advierte sobre el impacto en la salud global considerando lo inédito de la pandemia, considerada la peor crisis civilizatoria del último siglo.

“Si bien esto tiene sentido desde la perspectiva de un país individual, conduce a profundas desigualdades en términos de asignación global. Si bien algunos países de ingresos medios y bajos están representados aquí con acuerdos directos, ninguno de ellos tiene suficiente para vacunar a toda su población. Al mismo tiempo, Canadá ha comprado lo suficiente para vacunar cinco veces a su población”, advierte el reporte.

Los reclamos de varios gobiernos comenzaron desde hace varias semanas. El 23 de febrero, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reprochó la falta de acción de Naciones Unidas para frenar el acaparamiento de dosis: “¿Dónde está la fraternidad universal?… La ONU tiene que intervenir porque parece un florero, está de adorno”. (De acuerdo con el Launch and Scale Speedometer, México ha adquirido 175 millones 800 mil dosis).

El 11 de marzo, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, reiteró el llamado a la solidaridad: “Unos pocos países acaudalados están administrando la mayoría de las dosis. Las vacunas contra el Covid-19 deben considerarse un bien público mundial. Ningún país puede superar esta crisis actuando en solitario”.

Dos días después, los gobernantes de Austria, Bulgaria, Letonia, Eslovenia y República Checa enviaron una carta a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en la que denunciaron la inequidad en la repartición de las dosis y exigieron una cumbre para redefinir las reglas de distribución. “Este sistema va a acabar provocando que algunos países hayan logrado la inmunidad por contacto mientras que otros se habrán quedado muy atrás en este sentido”, indica la misiva citada por la agencia DPA. Tras el reclamo, el bloque europeo aceptó flexibilizar sus lineamientos para la distribución, pero falta atender la petición de la cumbre.

En medio de esta situación aún hay resquicios para la esperanza. El Banco Mundial anunció un paquete de financiamiento de 12 mil millones de dólares para que los países en desarrollo puedan comprar vacunas. Además, una organización fundadora de Covax ya inició negociaciones con países ricos para que, cuando hayan vacunado a cierto porcentaje de la población, puedan destinar un porcentaje de dosis a los menos favorecidos que, aun teniendo las vacunas enfrentan nuevos desafíos, como la falta de la cadena de frío y proveedores en áreas rurales y logística de seguimiento.

La disputa por las vacunas avanza a contrarreloj, mientras el mundo ha atestiguado más de 120 millones de casos y la muerte de más de 2 millones 650 mil personas.

Para concluir retomo el dato que proporcionó el director de la OMS en aquel discurso de enero, que advertía que según estudios de la Cámara de Comercio Internacional, el llamado “nacionalismo vacunal” podría suponer pérdidas de hasta 9.2 billones de dólares estadounidenses en todo el mundo, es decir: que la premisa del “Yo, primero” derivará, entonces, en un “Todos nos jodimos”.

Las cifras muestran un panorama del comportamiento moral de ciertos gobiernos que después, cuando las condiciones lo ameritan (y dependiendo de sus intereses geopolíticos) se atreven a dar cátedra sobre democracia, justicia y respeto a las libertades.

*Periodista, poeta y aprendiz de piano. Directora de Diarios de Covid-19

Facebook: Diarios de Covid 19 / diariosdecovid@gmail.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: