Encierros

Por Irene Selser*

Poco a poco la ciudad va apagando sus ruidos
el bullicio
quedan solo ambulancias     sirenas de canto lúgubre
cuando apenas ayer la vida estaba ahí
hijas     padres     amores
almuerzo con abuelos en domingo.
Y de pronto este encierro
ahogo tras la máscara imposible     el espanto
como si recién hoy supiéramos del miedo.

Afuera
sencillos ataúdes se apilan en columnas de tres
madera blanca      húmeda
hasta un cartón puede servir para albergar el alma
sin tiempo ya para las despedidas.

Pero nada de esto es nuevo para el zorro
el murciélago o el dulce pangolín
el osezno cautivo que gime por su madre
perros y gatos enjaulados en los mercados chinos.
Miradas vidriosas de terror      los ojos anhelantes
olvidados de dios como los viejos entre batas blancas.
La punción de la daga en el pescuezo
vísceras ahogadas en sangre
el fin de una existencia en manos inhumanas.

*Irene Selser es periodista argentina mexicana, poeta y miembro de la Asociación Mexicana de Traductores Literarios (Ametli). Es editora de Diarios de COVID-19. e-Mail: iselser@yahoo.com, Facebook: Irene Selser

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: