RELATOS VIRALES

Historias de una pandemia

“Fluir”. Acuarela, Adriana Bancalari – Resistencia, Argentina

Salió positivo

Por Esther Baradón Capón*

Luisa y Susan son dos hermanas mexicanas que se encontraban en Johannesburgo, Sudáfrica, cuando a principios de julio autoridades de ese país anunciaron que estaban por decretar estado de emergencia ante el repunte de casos de Covid-19 y que todos deberían guardarse en cuarentena obligatoria.

Por tal motivo, decidieron regresar a México aún sin haber terminado el costoso curso de Filosofía tibetana por el que se encontraban en dicho país. 

Para este viaje compraron un boleto redondo a través de Nueva York, pero debido al problema que surgió en Sudáfrica, Estados Unidos no permite la llegada de personas procedentes de ese país que no cuenten con la nacionalidad estadounidense, por lo que debían comprar un boleto nuevo.

Como ellas no contaban con una tarjeta de crédito para adquirir su boleto de regreso a casa, me contactaron para que yo les apoyara con los trámites necesarios para la compra junto con su familia.

Vimos que la mejor opción era viajar por Europa, específicamente con Lufthansa, cuyo aeropuerto de conexión es Frankfurt.

Cuando se compra un boleto de Lufthansa con tarjeta de crédito, la línea aérea exige que la compra sea presencial, con el plástico en mano. El día en que el sistema de reservaciones nos marcó como fecha límite para la compra, nadie de su familia podía ir a la agencia, por lo que tuve que enviar un mensajero a recoger la tarjeta.

Emití el boleto dos semanas antes de su partida de Sudáfrica, con una tarifa no reembolsable, como son en su mayoría.

Alemania exige que los pasajeros que llegan a su territorio o están en tránsito se realicen una prueba PCR para la detección de covid con no más de 72 horas antes de la salida del país de origen, que es el margen acordado de vigencia de dicho test.

Tres días antes de su partida, las hermanas se realizaron las pruebas. El resultado de Luisa fue positivo y el de Ana negativo.

Era algo insólito, ya que durante su estancia en Johannesburgo las dos hermanas compartieron la misma cama, además de que Luisa no presentaba ningún síntoma.

Inmediatamente después de recibir los resultados, Luisa se comunicó conmigo para informarme que era probable que no pudieran viajar.

Se escuchaba desesperada a causa del resultado de la prueba porque las probabilidades de contagiar a su hermana eran muy grandes; además de que si se su situación se agravaba, ella no sabría qué hacer ya que desconocía el sistema hospitalario de ese país.

En esa misma llamada, Luisa me pidió que aún no cancelara la reservación ya que había decidido practicarse nuevamente la prueba, porque se resistía a aceptar el resultado. Algo no cuadraba. Nunca estuvo en contacto con nadie fuera de la institución donde estudiaban.

Por mi parte, sin modificar la reserva, empecé a investigar qué otro día al cabo de dos semanas, que es el periodo que regularmente dura ese bicho en el cuerpo de una persona infectada, había vuelos de esa línea aérea, para que las hermanas pudieran regresar a México sin tener que pagar una gran diferencia de precio. Con preocupación revisaba una y otra vez mis WhatsApp para saber si ya tenían el resultado de la nueva prueba.

Al día siguiente, Luisa volvió a comunicarse conmigo para darme la gran noticia de que esa segunda prueba había salido negativa y que, por lo tanto, sí regresarían en la fecha prevista.

Lo sucedido a estas hermanas es una de las tantas situaciones que demuestran que no podemos tener ninguna certeza ante las incógnitas que aún produce la pandemia.

Ha habido casos en que, contrario al caso de Luisa, el resultado del examen PCR puede salir equivocadamente negativo, lo cual es peor aún, porque la persona ignora que está enferma y contagia sin saberlo a los demás.

La misma Organización Mundial de la Salud (OMS), el máximo órgano oficial que determina las disposiciones y medidas de seguridad a seguir, ha declarado desconocer los alcances de esta plaga que ha azotado al conjunto de la humanidad.

*Amante de las artes, la música, la fotografía y el teatro, y aficionada a la escritura.

Twitter: @BaradonEsther FB: Esther Baradon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: