Hasta siempre, Helguera

Ilustración: Cortesía Verónica Maza Bustamante

El pasado 25 de junio de 2021, el destacado monero Antonio Helguera murió debido a un infarto, a la edad de 55 años. El caricaturista, quien se definía a sí mismo como “monero adoctrinador, de poses intelectuales y posturas ideológicas rancias”, era dibujante permanente en el diario La Jornada y también publicó en revistas comoEl Chahuixtle y El Chamuco. Fue dos veces ganador del Premio Nacional de Periodismo y laboraba como conductor del programa El Chamuco TV.
Helguera también fue, a través de sus ilustraciones, coautor del primer libro de la periodista y sexóloga Verónica Maza Bustamante,
El Motel de los Antojos Prohibidos (Grijalbo, 2015), que muestra, explica y redime 21 prácticas sexuales.
Entre tantas voces de despedida, le pedimos a Verónica (@draverotika, en Twitter) que nos compartiera unas líneas para despedir no solo a uno de los más grandes moneros en la historia política del país, sino también a quien fue su amigo y cómplice en la obra.
Va nuestro agradecimiento a Verónica por el mensaje y las ilustraciones compartidas, y nuestras condolencias a su familia y amistades.


Por Verónica Maza Bustamante*

La partida de Antonio Helguera de este plano material fue inesperada totalmente y dolorosa por lo mismo, debido a su juventud, al aporte, debido a su paso en la vida de muchas personas con las que convivió, trabajó, se peleó, disfrutó. Era un personaje lleno de muchos matices, uno de los mejores caricaturistas que ha habido en México, dibujantes, caricaturistas, ilustradores, con un trazo irrepetible.

Cuando decidimos unir esfuerzos para escribir yo y él ilustrar mi primer libro que se titula El Motel de los antojos prohibidos, tenía que ser Helguera, porque quería ese trazo -por un lado, aparentemente sencillo- y por otro lado, muy fino, que siempre ha tenido.

Helguera siempre me dijo, cuando estuvimos promoviendo este libro, que le había costado mucho trabajo hacerlo, que lo había sacado de su zona de confort, de su zona de seguridad en el cartón político, que para mí es de lo más importante y lo más difícil que hay -y que, sin embargo, él manejaba con maestría-: y para él, entrar a este mundo de revelaciones nuevas en torno a la sexualidad humana, en torno al placer y lo erótico, en torno a las prácticas sexuales, porque es un libro dedicado a las prácticas eróticas poco comunes, a una lista de 21 prácticas eróticas, había sido todo un reto. Y sin embargo, creo que Antonio, como todo lo que hacía, logró superar esos miedos y esas inseguridades y dejó, como muchos de los otros libros que ha dejado, pues este legado que incluso entra hasta el gremio sexológico, una referencia de que Helguera pasó por nuestro gremio.

En estos días he estado pensando mucho en él, reflexionando en lo finito que es la existencia, la vida y siempre me da mucho gusto poder decirle “gracias compañero, hasta siempre, gracias por tu paso aquí en esta tierra y seguirle moneando (en el buen sentido de la palabra). Donde quiera que estés, a seguir ilustrando, a seguir dibujando la realidad, me siento muy afortunada de haberte conocido, de haber comadreado contigo y de tener entre mis valores más preciados este libro que hicimos juntos”.

*Periodista y sexóloga, educadora sexual, escritora, conferencista y promotora de los derechos humanos.

Publicado por adrianaesthela

Reportera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: