El abrazo de todos

Por Luis Enrique Mejía Godoy*

Un abrazo me pides
y siento una alegría inmensa
que me oxigena el alma
en estos tiempos de pausa necesaria
y reflexiones profundas


Un abrazo te doy entonces
del tamaño del planeta
para reducir el miedo
el silencio, la distancia, el aislamiento
y mitigar la soledad
Un abrazo ancho y bueno
como el milagro de la lluvia
que nos cure esta herida profunda
para que el afecto siga siendo
el único lenguaje de nuestro frágil corazón

Cada día los contagios nos sacuden
con sus estadísticas macabras
y el ángel de la muerte nos amenaza
nos golpea, nos arrincona y nos desarma
a pesar de mascarillas, guantes
y distanciamiento obligado
no quiero ser pájaro de mal agüero
ni profeta del infortunio

A pesar del doloroso vacío de miradas y caricias ausentes
el tibio contacto con el pétalo de tu piel con hambre
me espera en la otra orilla de esta pandemia
para cuando con las puertas abiertas
de nuestro corazón adolorido
celebremos la vida cantando

Pedimos un abrazo virtual
humano y transparente viéndonos a los ojos
sintiendo la cálida ternura
que habita en las pupilas
y la energía transformadora del universo
en cada poro del ser humano

Déjame entonces abrazarte
con estas palabras desinfectadas
con el gel de la esperanza
para liberarnos de confinamientos
y jaulas

Hagamos de este tiempo de lágrimas, duelos
y sueños truncados
un espacio vital lleno de luz
una ventana para ver el futuro posible
el otro lado de la luna
o la otra mitad de la manzana
un cambio de paradigma
una relación armónica con la naturaleza
y con nosotros mismos
un mundo más igualitario y menos cruel
que algunos insisten en llamar
la nueva normalidad

Pedimos un abrazo no como limosna
sino como algo que todos merecemos
para hacer añicos
la peste brutal del desencanto

Cantar con las voces hermanadas
es una fiesta de pulmones repletos
de árboles, guitarras y pájaros
desde la pequeñísima patria que es el abrazo de todos
el abrazo de ustedes que es mi propio abrazo.

Costa Rica, 12 de junio de 2020

*Compositor y cantautor nicaragüense (Somoto, 1945), es uno de los más importantes músicos de Nicaragua y América Latina. Está exiliado en Costa Rica a causa de la dictadura de Daniel Ortega.
FB, IG luisenriquemejiagodoy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: