Nacimientos en cuarentena

Fotografía: Especial

Por Adriana Vargas*

Cuando el 17 de marzo inició la cuarentena en la mayoría de las escuelas y colegios, nuestras dudas y miedos eran: ¿nos enviarán a trabajar a casa?, ¿habrá desabasto de alimentos?, ¿se justifican las compras de pánico?

Pero después mi principal preocupación fue: tener una hermana embarazada, a punto de dar a luz y que no estuviera en Torreón, sino en Monterrey; surgieron las preguntas ¿quién va a asistirla? ¿cuándo podremos visitarla?

Las embarazadas se convirtieron en un grupo de riesgo muy pronto, aun cuando se habló de que la mayoría de los menores de edad no eran inmunes al coronavirus, pero presentaban menores contratiempos. Es decir: eran, tal vez, el grupo más protegido y, a la vez, al que más había que cuidar.

Los hospitales eran ya los sitios más encapsulados, más temidos. Se crearon especies de búnkers, carpas para atender a los enfermos de Covid-19, se aislaron del resto de las áreas de atención general, en el mejor de los casos. Porque también hubo clínicas que recibieron a todos los pacientes por igual y ya sabemos los resultados.

Las imágenes que llegaban nos remontaban a episodios de guerra, experimentos científicos, Chernobyl, confinamientos en tiempos de violencia. Poca luz, muchos túneles, mucho encierro. Qué desolador panorama.

Las embarazadas se convirtieron en un grupo de riesgo muy pronto

Pero en mi familia había que mantener la calma. Todas las madres sabemos que, en un parto o cesárea, nadie mejor que tu mamá para asistirte. Pero eso ya no podría ser. Mi mamá tiene más de 60. Al final decidimos ir con extremos cuidados mi madre y yo. Era la primera vez que conduciría yo sola a Monterrey.

El nacimiento de Emma, mi segunda sobrina, se adelantó al 2 de abril. Estaba programado para el día 8. Con nervios, un café en el estómago, otro más para el camino, salimos a carretera. El automóvil lleno de papel, cubrebocas, gel antibacterial, guantes y miedo, en verdad. Miedo de infectarse en las casetas, en los baños, en el Oxxo.

Llegamos a Monterrey con calles amables, despejadas, un panorama distinto y un clima inmejorable: ni frío ni calor, un cielo nublado. La vegetación, pocos autos, poco ruido y menos contaminación nos dieron la bienvenida.

No nos permitieron la entrada al hospital a ningún familiar de mi hermana excepto a su esposo, que pudo acompañarla en los días de recuperación. A ella día antes la cambiaron de hospital a uno más seguro, por el aumento de casos que registraba Nuevo León. (Al día de hoy Coahuila con 211 casos se ha emparejado a su vecino estado donde se registran 216.)

Aunque esperamos pacientemente su llegada en su casa, no dejamos a un lado la preocupación. ¿Cómo una madre que acaba de dar a luz puede estar segura en tiempos de coronavirus, cuando el personal de salud hoy en día es el que más ha padecido este contagio?

Mi papá y el resto de mi familia en Torreón aún no pueden conocer a mi sobrina, afortunadamente ella y mi hermana están bien. Yo pude regresar sin contratiempos a Torreón, porque días después los gobiernos de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas decidieron prohibir la entrada y salida a ciudadanos de otra entidad, a menos que se comprobara una situación especial o de emergencia.

Es difícil acostumbrarse a que mi papá solo conozca a su nieta vía las fotos del celular, que no pueda visitar a su otro nieto en su propia ciudad. No sé cuándo podremos reunirnos toda la familia. El panorama es cada vez más complicado. Así le dio la bienvenida el 2020 a Emma, así nos tiene, a la espera.

¿El recuerdo de todo esto? Tal vez sean esas calles limpias, ese clima amable, ese sentimiento de angustia acompañado de esperanza en la carretera.

*Periodista cultural en Torreón, Coahuila. Dirige el portal www.lavereda.com.mx
Twitter: @Lavargasadri

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: