Posible origen del virus, no en Wuhan sino en Guangdong

Un nuevo estudio sugiere que el SARS-CoV-2 circuló al menos en Italia desde septiembre de 2019 y que no procedería del centro de China sino del sur de ese país, foco en 2003 del SARS-CoV-1.

Por Redacción

El Instituto de Tumores de Milán y la Universidad de Siena aseguraron esta semana que el nuevo coronavirus apareció casi seis meses antes de que se detectaran los primeros casos en Lombardía, en el noroeste de Italia y casi medio año antes de que se detectaran los primeros casos en la localidad también lombarda de Codogno. Según las investigaciones, el virus de SARS-CoV-2 podría haberse propagado desde China mucho antes de lo que pensado.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya adelantó que estudiará los resultados, según la información publicada este 16 de noviembre en la revista médica Tumori Journal, del mismo centro de estudios de Milán. El estudio estima que el Covid-19 y los problemas respiratorios que provoca eran desconocidos antes de que Pekín comunicara el brote en la ciudad china de Wuhan, aunque los expertos no excluyen la posibilidad de que el virus “pueda haber circulado en otros lugares de forma silenciosa”, confundiendo los médicos los síntomas con otras patologías respiratorias como la neumonía atípica.

Según los resultados de la investigación, el 11.6% de los 959 voluntarios que se sometieron a unas pruebas de tumores pulmonares entre septiembre de 2019 y marzo de 2020 tenían anticuerpos al nuevo coronavirus antes de febrero. Y el 14% de estos 111 casos ya tenían estos anticuerpos en septiembre.

Giovanni Apolone, director científico del Instituto milanés, dijo a la revista que “entre marzo y abril empezamos a reflexionar, también sobre la base de otros trabajos científicos, sobre si el coronavirus habría empezado a circular antes de la fecha oficial. De esta manera pensamos en usar las muestras de sangre recogidas en el ámbito del estudio, empezado en septiembre de 2019 y después interrumpido en marzo de 2020 por la epidemia”.

En la investigación participaron 9.560 personas entre 55 y 65 años, todos fumadores, de los cuales el 60% hombres y la mitad residentes en Lombardía. Del informe se desprende que el 30% de los que tenían anticuerpos los desarrollaban en la segunda semana de febrero del 2020 –una antes de la detección del brote en Codogno–, y 53.2% del total se localizaron en Lombardía.

Hay que recordar que cuando el Covid-19 se desató en Italia, primero lo hizo en Lombardía y luego se expandió a otras regiones. No obstante, si  bien algunas zonas del país lograron controlar la enfermedad, al menos durante los meses de verano, a Lombardía le costó salir de la primera ola y ahora, con la segunda, es otra vez la región más afectada. Casi 163.000 personas se han contagiado  desde que empezó la pandemia, unas tres veces más que la cercana Piamonte (unos 59.600 casos), la segunda región con mayor número de contagios en Italia, según los datos proporcionados por las autoridades. A la vez, de los 163.000 casos de Lombardía, más de 17.300 personas han muerto tras ser infectadas, de las cuales unas 400 fallecieron en los últimos dos meses. Según la prensa italiana esto equivale, en números totales, al 45% de todos los individuos que fallecieron en las veinte regiones italianas desde el inicio de la emergencia. 

En los últimos días, siguiendo la misma tendencia que se registra en las principales capitales europeas, los contagios han retornado a un ritmo muy acelerado con hasta 5.700 casos diarios en las últimas horas, por lo que se prevé otra crisis hospitalaria como la de marzo-abril. Francia ya superó los dos millones de contagios y en Italia siete regiones están confinadas, entre ellas la misma Lombardía, en espera que los contagios retrocedan.

A su vez, la Universidad de Siena descubrió que cuatro personas que participaron del estudio ya habían desarrollado anticuerpos capaces de neutralizar el nuevo virus en la primera semana de octubre del 2019, o sea que se habían contagiado en septiembre. (https://lavanguardia.com/internacional/20201116/49495935787/estudio-revela-coronavirus-italia-septiembre-2019.html) B-D614G, un mutante del tipo B. B-D614G, un mutante del tipo B.

La actual mutación B-D614G, la más agresiva

Según el genetista británico Peter Forster, especialista en los orígenes prehistóricos y la ascendencia de la humanidad, además de la arqueogenética y quien fue parte del estudio, el virus debió haberse propagado con éxito en humanos entre mediados de septiembre y diciembre de 2019. Forster y sus colegas crearon un árbol genealógico del coronavirus e identificaron tres cepas diferentes, a las que llamaron A, B y C.

Los expertos querían saber qué variante del SARS-CoV-2 es la más antigua para poder averiguar el lugar geográfico de su nacimiento. Según Forster, “en ese momento todas las variantes, A, B y C, estaban presentes en China”. Añadió que la cepa A se pudo detectar temprano en pacientes de Estados Unidos y Australia. El tipo C en Singapur, Japón y Taiwán. (https://www.france24.com/es/europa/20201027-italia-coronavirus-covid19-lombardia)

Agregó que “la mayoría de las muestras pertenecían a la variante B, particularmente común en Wuhan, China”, el lugar que desde diciembre anterior se dio a conocer como el origen de esta pandemia.

Explicó que dado que el murciélago puede ser el portador más probable del patógeno del SARS, se comparó las tres cepas identificadas con el coronavirus encontrado en dicho animal. No obstante, para Forster es dudoso que Wuhan sea realmente el origen de la propagación”, sino más bien otro lugar: la provincia de Guangdong, el centro económico de la región Sureste de China, que comparte frontera con Hong Kong y Macao.

“La mitad de todas las muestras en ese momento eran de la cepa A y, en segundo lugar, allí hay poblaciones de murciélagos y, en tercer lugar, ha habido brotes de coronavirus allí antes”, precisó. Sin embargo, alertó de que hay que considerar que la cantidad de muestras disponibles para ser analizadas por los científicos en primavera fue muy pequeña ya que todavía no había muchas personas contagiadas.

No obstante, la controversia sigue en pie y en su página web la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), la publicación semanal oficial de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos,  otros científicos critican la metodología del estudio y la interpretación de los resultados.

Según Forster, la abrupta expansión de contagios obedece a una mutación del virus, que produjo un tipo significativamente más infeccioso: B-D614G, un mutante del tipo B.

“Había una diferencia crucial en los pacientes que estaban infectados con el nuevo mutante: su carga viral en las vías respiratorias era mucho mayor”, explicó. “Estos pacientes eran mucho más infecciosos, por lo que el virus podía propagarse más rápido y mejor”. Pronto, este subtipo representó el 97 por ciento de las cepas del virus, responsable del vertiginoso contagio de más de 55 millones de personas en todo el mundo.

No obstante, el genetista sospecha que el riesgo de una mutación más mortal tiende a disminuir. “Una vez que un virus se ha establecido dentro de una población, hay respuestas inmunes que reducen el riesgo del patógeno”.

Cabe destacar que la epidemia de SARS-Cov-1, causante del síndrome respiratorio agudo y con una elevada capacidad patogénica y letalidad –en nada comparable sin embargo a la actual– y que afectó a 29 países de los cinco continentes por lo que fue denominada la primera pandemia del siglo xxi, se originó en la misma región de Guangdong, con casi 106 millones de habitantes  hoy. Fue detectada en noviembre de 2002 y controlada en julio siguiente.

Sobre por qué China aparece como una fábrica “incontrolable” de virus, científicos lo atribuyen en primer lugar a lo que de alguna manera ya todos sabemos desde hace años por la profusión de información y terribles imágenes de sus mercados: la venta permitida o no de animales no aptos para el consumo humano, la falta de higiene y una cultura médica ancestral que confiere atributos sexualmente vigorizantes a diversas especies silvestres –que no “salvajes”– víctimas de esas prácticas. Todo ello como caldo de cultivo para una crisis como la actual.

La nueva normalidad en Cuetzalan del Progreso, Puebla

Por: Carlos Santiago

Reportero Gáfico / CDMX FB: SolracSantiago Instagram: @solracsantiago Twitter: @SolracSantiago

La vida cotidiana bajo la nueva normalidad en Cuetzalan del Progreso, Puebla, tiene a la mayoría población aplicando las medias de distanciamiento social, sanidad y prácticas preventivas para minimizar los riesgos de contagio por el nuevo coronavirus, sin dejar a un lado sus raíces y su colorido, por lo que la gente lleva cubrebocas con algunos bordados.

Gracias a los productos agrícolas y la actividad de los mercados, los habitantes han podido sobrevivir a la crisis económica generada por la pandemia del Covid-19.

MIRADOR VIRAL

El mundo pos Covid-19 según Bill Gates

FOTO: MELINDA Y BILL GATES. FACEBOOK: BILL GATES

a mis queridos colegas Adriana Esthela Flores y Luis Barrón

Por Irene Selser*

En marzo pasado, cuando la OMS anunció la nueva pandemia a causa del hasta entonces desconocido SARS-CoV-2, el cofundador de Microsoft, Bill Gates, recordó que en 2015 él mismo había predicho la irrupción de un nuevo coronavirus que sería  global y mucho más letal que las dos o tres cepas anteriores. Una verdadera “crisis viral”. En teleconferencia, el magnate advirtió que “no estamos preparados” para lo que viene y afirmó que predecir que “puede que exista un virus con el que las personas se sientan lo suficientemente bien mientras están infectadas para subirse a un avión o ir al supermercado, eso haría que se extienda por todo el mundo de manera muy rápida”. (https://www.youtube.com/watch?v=cTlIkR6T81A&feature=emb_rel_pause)  

De hecho, tras recordar en marzo aquella advertencia, Gates anunció que después de 45 años dejaría el consejo de administración de su firma, que cofundó junto a Paul Allen en 1975, para dedicar más tiempo a la filantropía desde su fundación Bill y Melinda Gates, a fin de ayudar en los problemas humanitarios que aquejan a nuestro planeta. Destacó que él se había puesto a estudiar el tema después de la ocurrencia de la epidemia de ébola en África, que alcanzó a Estados Unidos y Europa; de ahí su advertencia de que si los gobiernos y la ciencia no tomaban las medidas adecuadas, la “siguiente epidemia (podría ser) más dramática que el ébola”; una “catástrofe mundial”, adelantó sin éxito.

Ocho meses después, Bill Gates vuelve a pronunciarse sobre el tema y en una conferencia organizada por The New York Times el 17 de noviembre analizó los alcances del Covid-19 y le puso cifras y porcentajes a sus predicciones.

Así, según Gates, más del 50% de los viajes de negocio y más del 30% de los días en la oficina desaparecerán”, ya que en el primer caso la justificación para realizar un viaje de negocio será más complicada al mejorar durante el confinamiento la viabilidad de trabajar desde casa, aunque reconoció que habrá empresas más dispuestas para el teletrabajo que otras.  

“Seguiremos yendo a la oficina de algún modo, seguiremos con algunos viajes de negocio, pero drásticamente menos”, agregó Gates, involucrado con su esposa Melinda en la promoción del desarrollo y la distribución de la vacuna en las economías en desarrollo. Al 22 de noviembre se registraron en el mundo57.9 millones de casos con 605.000 muertos, según los datos diarios de la OMS desde su sede en Ginebra. A la vez, los fallecidos por causas directamente atribuibles al coronavirus se elevaron este domingo a 1.377 millones. América suma 24.6 millones de casos, Europa 16.9 millones y el sur de Asia acumula unos 10.4 millones.

Gates detalló que los viajes de negocios representaban antes de la pandemia cerca de la mitad de los ingresos de las aerolíneas estadounidenses, siendo en términos generales los desplazamientos más rentables. Una esperanza es la distribución masiva de vacunas a partir del segundo semestre de 2021, habiendo prometido en estos días el Grupo de las veinte económicas más industrializadas del planeta, el G-20, luchar por un “acceso asequible y equitativo” universal a las vacunas contra el Covid-19. Pero evidentemente el llamado Home Office llegó para quedarse, lo que contribuirá a la merma de los ingresos del tráfico aéreo y de la industria hotelera y asociados, con un golpe directo a las economías que dependen del turismo.

En su pronóstico, Gates consideró en segundo lugar que la pandemia impactará la densidad poblacional de las grandes ciudades, ya que hará que las personas se alejen de los centros urbanos por la posibilidad de trabajar desde otros lugares, impactando a su vez en el costo de vida y la circulación de las mercancías. Al respecto, el historiador y académico canadiense Yakov Rabkin adelantó en una crónica para Diarios de Covid-19 (https://reportespreliminares.files.wordpress.com/2020/10/foto-yakov-rabkin-canada.png) el impacto que estaba teniendo la pandemia en las ciudades y puso de ejemplo los casos de Montreal y de Nueva York donde al menos desde octubre se reportaba un “éxodo” visible de parte de los más ricos de la ciudad hacia los suburbios, lo que estaba presionando en forma inédita sobre el mercado de las casas de campo.

La tercera predicción de Gates es que habrá naturalmente una mejoría considerable del software que “era un poco torpe cuando todo esto comenzó, pero ahora la gente lo está usando tanto que se sorprenderá de lo rápido que se innovará”.

Tras adelantar que evidentemente la normalidad tomará un buen tiempo en volver –para algunos expertos no será antes de finales de 2021–en lo que se aprueban las vacunas y se masifica su distribución–, Gates dijo que habrá un aumento de las “ganas de socializar” debido que, como resultado de la pandemia, la gente que practique el teletrabajo buscará más espacios sociales en su comunidad o con sus amigos por las noches para compensar el aislamiento cotidiano en sus casas.

Sobre la polémica mundial a propósito del uso de mascarillas como el principal filtro ante el Covid-19, Gates reconoció sus limitaciones a la hora de predecir comportamientos, aunque aceptó que “no habría pensado que llevar mascarilla se iba a convertir en algo tan controvertido”. Tampoco que la administración de Donald Trump apoyara una opinión en su contra tan “salvaje y extrema” a la hora de enfrentarse a la pandemia. 

Añadió que el sentimiento antimascarilla era más fuerte en Estados Unidos que en otros países, y reconoció que no estaba claro si esto se debe a la posición adoptada por el gobierno de Trump o por el sentimiento individualista de los estadounidenses. Esta semana, Estados Unidos registró más de 11 millones de infectados y casi un cuarto de millón de muertos, con la pandemia fuera de control y muchos hospitales al borde del colapso como ocurrió en abril o mayo.

La sorpresa de Bill Gates sobre el debate en torno de las mascarillas es compartida por no pocos ciudadanos y especialistas en todo el mundo. En mi caso puedo afirmar que después de monitorear durante  nueve meses el incomprensible comportamiento humano en nuestras latitudes en relación con el rechazo al uso del barbijo, ya sea de manera presencial en las calles de la Ciudad de México o a través de las imágenes de vídeo  y de TV o en fotografías lo mismo en EE.UU. que en Argentina, Brasil, Londres, Suecia, Francia, Alemania, Italia o España en la base de esta desidia, que no solo desafía a las autoridades sino al más elemental sentido común, está la soberbia de una (de)formación negligentemente supremacista y machista que “legitima su egoísmo”, en palabras de mi colega Adriana Esthela Flores, en desprecio del resto de la sociedad, burlando las medidas sanitarias por encima de los intereses de la sociedad y de la misma familia; un sentido ético y moral venido a menos que hay que reconocerle en cambio a las sociedades asiáticas, más disciplinadas y menos caprichosas que las nuestras, que el Covid-19 ha evidenciado como ignorantes y mezquinas.

[La referencia a la ética asiática no incluye a China, el antiguo Imperio del Medio, donde la subordinación de la población desde hace décadas y peor aún en la marco de la administración del alguna vez disidente Xi Jinping, está condicionada por  una realidad de opresión y represión que explica en parte -aunque desde luego no lo justifica- el exitoso control de la epidemia fronteras adentro].

*Periodista, editora y traductora, miembro de la Asociación Mexicana de Traductores Literarios (Ametli). Coordinadora editorial de Diarios de Covid-19.

Email: diariosdecovid@gmail.com FB: Irene Selser

RELATOS VIRALES

Historias de una pandemia

Vecinos en pandemia/ 2

FOTO: GUSTAVO FRING – PEXELS.COM

Por Esther Baradón Capón*

Trabajé sin parar durante 34 años en una oficina a la que iba de lunes a viernes, regresando a casa entre seis y media o siete, los domingos al deportivo y los sábados a desayunar y estar medio día con mi hija. Pasaba tanto tiempo fuera de casa que la llegué a sentir como un hotel.

De pronto un día se empezó a escuchar algo sobre una pandemia. En la oficina de lo único que se hablaba era de eso, que si era un invento, que si los chinos, que si los gringos, que si va a llegar a México. Llegó la cuarentena y nos encerró a todos en casa.

Como pueden imaginar me costaba mucho trabajo dejar de ir a la oficina después de todo ese tiempo y la costumbre, por lo que dejé de hacerlo hasta que mis compañeros empezaron a recordarme de manera insistente que yo era una persona en condición de riesgo.

Al principio fue muy difícil estar todo el día en casa y además de que el trabajo se había reducido casi a cero, como nos pasó a muchos. No sabía qué hacer con el tiempo libre y entonces tuve que reinventarme. Empecé a crear una rutina: yoga al despertar, leer, meditar, cocinar, limpiar la casa; series de Netflix, películas, videos y hasta me volví adicta a Twitter.

Después de dos meses ya tenía toda una rutina a seguir y también empezó a regresar el trabajo; mi realidad cambió y creo que llegado el momento, no quisiera volver a la oficina, porque estando en casa me siento libre. En primer lugar porque estoy lejos del ojo del otro, puedo vestirme como quiera o no vestirme, bañarme a la hora que yo quiera o hasta no bañarme.

Pero esa realidad incluye otra realidad: los vecinos. Algunos buenos y otros para qué les cuento.

Empezaré por la pareja que jamás ha estado en cuarentena y nunca se les ha visto con un cubrebocas, ni para recibir el súper o una pizza. Los llamo “los extraterrestres”.

Con esos vecinos empezó a trabajar Vicky un poco antes de que se desatara la pandemia. Se nota que es una chica de barrio bravo. Su trabajo consistía en limpiar el departamento y sacar a pasear a los perritos. Como se enfermó la señora que solía limpiar el edificio, la contrataron a ella. Un poco después fue llamada para limpiar otros dos departamentos. Ya se sentía la dueña del edificio…

Era imposible no encontrársela en los pasillos, en las escaleras, en la entrada principal . Ya hasta se sabía la vida de todos, incluso la mía y al igual que sus primeros patrones tampoco nunca se ha puesto un cubrebocas, por lo que varias veces llegué a preguntarle por qué no se protegía. Su respuesta fue que ella “no creía” en el virus y menos aun que fuera tan contagioso. Que todo era “puro cuento”.

Llegó a cansarme tanto el verla en los espacios comunes sin cubrirse, que decidí ir a hablar con los administradores de turno. La administración del edificio se va rotando entre los vecinos cada seis meses. Al escuchar mi queja, la administradora dibujó una mueca de enfado, por lo que no quise insistir.

En una ocasión en que yo regresaba de tirar la basura, de pronto vi una cascada de agua cayendo de los pisos de arriba que estuvo a punto de empaparme, formando un charco en la puerta de mi departamento. Como ya la tenía entre ceja y ceja por su altanería, le reclamé furiosa a Vicky y ella se me puso al brinco muy gritona: “Usted a mí no me grita”. Yo le contesté: “Creo que se te olvida que eres una empleada y que yo también pago el mantenimiento”.

Al parecer lo de “empleada” la enojó bastante, como si fuera un insulto y siguió gritoneándome. Terminamos enfrascadas en una acalorada discusión sin escucharnos, cuando de pronto dijo: “Si no fuera porque usted es una persona mayor, ya le hubiera partido su madre”.

Fue tanta mi indignación por su insolencia que subí a tocarle a la administradora. Abrió la puerta su hija indicándome que su papá estaba recluido en cuarentena y no logré reaccionar. Era tanta mi furia que de igual manera le dije que la empleada me había amenazado con golpearme.

De pronto detrás de la hija salió la mamá vestida completamente de negro, con una falda larga y un velo negro cubriendo su rostro como si emulara a una Catrina, y volvió a gritarme: “Ya me tiene usted hasta la madre de tanta queja”, luego de lo cual azotó la puerta en mis narices.

Me quedé inmóvil. Me di la vuelta para regresar a casa. Al llegar me desplomé en el sofá y haciendo un recuento de todo lo que había sucedido en los últimos días, pensé que al menos Vicky debió percatarse de que el virus sí existe, que enferma a las personas, las recluye en cuarentena y hasta… las puede matar.

*Amante de las artes, la música, la fotografía y el teatro, y aficionada a la escritura.

TW: @BaradonEsther FB: Esther Baradon

Las redes sociales en escrutinio

En medio de la pandemia, la Web se ha convertido en un acontecimiento cardinal dejando en claro los alcances de la revolución digital, mientras crece el riesgo de condenarnos a vivir desinformados como advierte el documental de Netflix “El dilema de las redes sociales”, en momentos en que nadie sabe qué es realidad y qué mentira y cuando se ha comprobado que las fake news circulan seis vez más rápido que la noticias verdaderas.

FOTO: GUSTAVO FRING – PEXELES.COM

Por Guillermo Rothschuh*

1.- Las redes deben funcionar con contrapesos

El documental de Netflix –El dilema de las redes sociales– ha convocado a millares de televidentes de todos los estratos sociales, económicos, religiosos, educativos y culturales. Abrió un paréntesis necesario. Al poner en cuestión su funcionamiento ha generado un debate desacralizador. Si en Estados Unidos -centro de nacimiento y desarrollo exponencial de las redes- una discusión como esta se tornaba indispensable, en un entorno como el nuestro, con un rezago tecnológico secular, resulta todavía más apremiante. La tendencia histórica en Nicaragua ha sido asumir alborozados toda la parafernalia proveniente de las redes. Un posicionamiento acrítico y lesivo para la ciudadanía. No disponemos de análisis que profundicen sus efectos e inequidades a mediano y largo plazo. Urge hacer para no seguir dando trompicones.

Dispuestos a asumir las responsabilidades que les competen, los especialistas rompieron silencio. Tristan Harris, cofundador del Centro para la Tecnología Humana, mientras laboraba en Google, sintió prisa por elaborar una carta ética. El negocio de las redes carece de regulaciones (Edward Tufte sostiene que únicamente dos industrias llaman usuarios a sus clientes: el narcotráfico y la tecnología). Aspiraba generar una discusión sobre los vacíos normativos. El interés alcanzado por los trabajadores de Google lo indujo a pensar que estaba a las puertas de cambios. El silencio de los dueños de Google dio por terminados sus aportes éticos. En su comparecencia ante el Senado de Estados Unidos, Harris insistió en que debe evitarse que las redes operen sin contrapesos. Un poder sin control es un poder descontrolado.

2.- Gobiernos no imponen censura

¿Cómo actuar dentro de un sistema democrático, sin menoscabar la libertad de expresión? En Nicaragua existen fundados temores de que la Ley Especial de Ciberdelitos, sea nada más un instrumento represor. El gobierno actual no puede erigirse en árbitro implacable, determinando qué es verdad y qué es mentira. Las contradicciones entre las informaciones provenientes de la esfera gubernamental -existe una tendencia marcada hacia el maquillaje de datos- y las vertidas por otras instituciones, podrían ser resueltas mediante cárcel y multas. Una ley de este tipo no es la indicada ni la más conveniente para contener la hiperpolarización que vive el país. Seguiré predicando dar de baja el uso de adjetivos denigrantes y no me cansaré de condenar las mentiras y solicitar mesura y respeto mutuo entre los diversos actores sociales y políticos.

A nadie gusta que le mientan, solo una persona enferma se inclinaría por dar el visto bueno a los bulos. Los políticos mienten muy a menudo. Gobiernos de distinto signo político enfrentan el reto de las redes sin imponer censuras. Viven expectantes para denunciar y advertir las fake news provenientes de las plataformas electrónicas. La Ley Especial de Ciberdelitos achica e inhibe el ejercicio de la libertad de expresión. Su naturaleza intimidatoria induce a la autocensura. Al asumir el gobierno la potestad de decidir acerca del carácter falso o verdadero de informaciones generadas a través de estos canales de expresión, provoca miedo, un temor justamente fundado. El nuevo instrumento jurídico fue creado expresamente para contener las constantes filtraciones provenientes de la esfera estatal y contrarrestar a la vez la eficacia de las redes.

No hay ser humano que no exalte sus logros: reúnen a familiares perdidos, encuentran donadores de órganos, crean y estimulan la amistad, etcétera. Aunque debemos cuidarnos y estar convencidos que las redes generan adicción, manipulan, difunden noticias falsas, polarizan las sociedades (en Estados Unidos, un tercio de los miembros del Partido Republicano piensa que los demócratas son peligrosos y un cuarto de los demócratas creen lo mismo de los republicanos). En Nicaragua la polarización es estimulada por la clase política. Tienden a exacerbar las emociones y los rencores se desbordan cuando se agreden mutuamente. No dejan espacio para el disentimiento. La democracia ve disminuido uno de sus elementos constitutivos. Cuando nadie puede discrepar, la libertad de expresión se ve empequeñecida.

3.- Hay lecciones aprendidas

Un estudio sobre Twitter, efectuado por el Instituto Tecnológico de Massachussets (ITM), concluyó que las noticias falsas circulan seis veces más rápido que las noticias verdaderas. La tendencia en las redes favorece las fake news. Son continuamente infectadas de informaciones falsas. Los mandatarios europeos demandaron a los dueños de las redes dar de baja a las mentiras. Pese a que las noticias falsas circulan por millones, no imponen censuras. Donald Trump, adicto compulsivo de Twitter, sigue mintiendo. No acepta el resultado de las elecciones. No concibe la derrota. Trata de crear caos y confusión entre los electores. Las falsedades vertidas y su tendencia hacia la polarización las aprendió de Steve Bannon, su otrora maestro en el manejo de la información. Continúa empecinado disparando tuits desde la Casa Blanca.

Las personas que solo se informan a través de las redes están condenadas a vivir desinformadas. Un riesgo brutal. El universo de las redes traspasa el ámbito de la libertad de expresión. Es mucho más amplio. Está vinculado con la inteligencia artificial. Hay que tener conciencia de esta realidad. La libertad de expresión debe ser cautelada, no empequeñecida. Es un derecho ciudadano, no solo de los periodistas. ¿Qué tipo de pesos y contrapesos deben idearse sin menoscabar este principio? La Ley Especial de Ciberdelitos apunta en dirección contraria. En sociedades como las nuestras nadie posee el monopolio de la verdad. Una aspiración ridícula. La verdad nace de la discusión abierta y desacomplejada de los problemas más acuciantes que atraviesa una nación. Creer que solo existe la verdad oficial es una pretensión antojadiza. Absurda.

Durante el proceso electoral (2020) en Estados Unidos, los dirigentes del Partido Demócrata y las instancias encargadas de evitar intromisiones de actores foráneos, mostraron haber aprendido bien la lección. Igual actitud asumieron los operadores de las redes sociales. Con celeridad desmontaron bulos y cuentas falsas. Un camino similar podría seguirse en Nicaragua. YouTube reaccionó con presteza. Suspendió la transmisión de Steve Bannon durante las elecciones en Estados Unidos. Imposible que dejara que su discurso incendiario y radical echara más gasolina al fuego. Cuando las instancias encargadas de verificar la votación del martes 3 de noviembre hacían su trabajo, Bannon, en apoyo de Trump, afirmó que él pondría la cabeza del doctor Anthony Fauci sobre una pica. Nada extraño en un supremacista.

4.- Urgen políticas en el campo tecnológico

Las redes disponen del poder suficiente para favorecer o cambiar lo que la gente cree sobre determinado tema. El problema es que resulta difícil saber qué es verdad o qué es mentira. Ni siquiera lo saben quienes operan las redes. Las mentiras en nuestro entorno son del tamaño de una catedral, resulta fácil denunciarlas para darles de baja. Sería oportuno adoptar medidas que contribuyan a explicar la trascendencia verdadera de las redes sociales. Sus diferentes bemoles. En Nicaragua se requieren políticas claras en el campo tecnológico. No un conjunto de enunciados. Políticas previamente consensuadas por personas e instituciones llamadas a configurar un nuevo paisaje social, político, económico, educativo, religioso y cultural. ¿Será posible que un hecho de esta naturaleza surja en un país dividido en dos? Sería lo deseable.

En Nicaragua el reto no se resolverá con cárcel y multas, de esta forma más bien tenderá a agravarse. Durante los últimos meses, el aparato legislativo sandinista ha promulgado tres leyes con la intención de amedrentrar a la oposición, silenciar a los periodistas y poner freno a las filtraciones de los empleados públicos. El historial gubernamental contra medios y periodistas sigue creciendo. Una manera de enfrentar los bulos sería creando organizaciones verificadoras de datos por parte de las organizaciones defensoras de la libertad de expresión, derechos humanos, usuarios, escuelas de periodismo, derecho y sociología, para que chequeen las mentiras y cerrarles el paso de inmediato. El desafío debe ser asumido por todos los nicaragüenses, no solamente por los gobernantes. ¿Quién dará el primer paso?

La peor manera de atajar las mentiras es mediante la censura. Así procedieron la ABC, CBS y NBC, debido a que el presidente Trump afirmó que el conteo de votos era amañado. Al no presentar pruebas lo censuraron, no así CNN, que a posteriori hizo lo indicado, desnudó sus mentiras. El lunes 9 de noviembre lo hizo la cadena FOX-News. “Guau, guau, guau. Creo que tenemos que ser muy claros: [La portavoz de la Casa Blanca] McEnany está acusando a la otra parte de permitir el fraude y el voto ilegal. A menos que tenga más detalles para respaldar eso, no puedo seguir mostrándoles esto”, afirmó Neli Cavuto, presentador de Fox. La decisión de los dueños de las cadenas -no les asiste la razón- al menos muestra que las mentiras pueden atajarse sin cárcel ni multas. Los desacuerdos forman parte del credo democrático. Su contrario es la intolerancia.

Sin pasar por alto las bondades de las redes, afloran un racimo de distopías que deben ser abordadas. Sería positivo que universidades, centros de pensamiento, organizaciones médicas, expertos en tecnología, sociólogos, sicólogos, politólogos, especialistas en datos, movimientos sociales y partidos políticos, analizaran este acontecimiento cardinal del siglo XXI. La mejor manera para Nicaragua sería que en conjunto con la Asamblea Nacional (parlamento) -si es que esta  puede hacerlo- conformaran una comisión independiente del más alto nivel, con la presencia de académicos y expertos internacionales, para que mediante un análisis de todas sus implicaciones ayuden a determinar qué políticas tecnológicas son las más convenientes para el país. El desafío no puede enfrentarse únicamente con sanciones penales y pecuniarias.

*Comunicólogo nicaragüense, ensayista y doctor en Derecho, ex Decano y fundador de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Centroamericana (UCA). El presente texto fue publicado el 15-11-20 en el periódico Confidencial y reproducido con autorización del autor.  https://confidencial.com.ni/las-redes-sociales-

https://www.facebook.com/Guillermo-Rothschuh

Poetas en cuarentena

Gioconda Belli*

Canción de cuna para un país suelto en llanto

EL HURACÁN IOTA, EL PEOR EN LA HISTORIA DE NICARAGUA, DEJÓ MÁS DE 400.000 DAMNIFICADOS. FOTO: ESPECIAL /CNN EN ESPAÑOL
LA POETA, ESCRITORA Y ACTIVISTA NICARAGÜENSE

 ¿Dónde escondo este país de mi alma
para que nadie más me lo golpee?
 Nicaragua herida sangra lodo
por las llagas abiertas de su corazón.
 ¿Quién te sanará país pequeño?
¿Quién te protegerá?
Ahora que hasta los volcanes
doblan la cresta anonadados.
Y llega el turno de sobar la piel de los ríos
y calmar la fiebre de los lagos.
 ¿Quién, después de la cólera y el trueno,
te cantará una canción de cuna para apaciguarte
para que volvás a tener fe
y te alces sobre verdes montañas
a divisar el horizonte?
 ¿Qué nos estás diciendo vos,
mi país de los aguaceros inclementes
agitando tu pecho suelto en llanto?
 ¿Será la lluvia un clamor?
¿Será país de mis selvas,
que tu canto de agua implora que te lavemos las heridas,
que te acunemos como niña cansada de llorar,
para que te hagamos olvidar miserias,
y arrullemos el trueno de tu desesperación?
 Mi tierra de fuego y de agua
hablaste con ronca voz de país endiablado.
Shsssss. Callate ya, paisito cansado de llorar.
 ¿Quién le canta una canción de cuna a Nicaragua?
 Empecemos. Hagámoslo todos.
Hagamos la claridad
en este nuestro país suelto en llanto.
 Dormite Nicaragua
Dormite mi amor
Dormite paisito de mi corazón. 

*Poeta, novelista y activista nicaragüense (Managua, 1948), reconocida feminista. Este poema, escrito tras la tormenta tropical Nate, que azotó Centroamérica en octubre de 2017, cobra nueva vigencia ante la devastación causada en Nicaragua y la región por el huracán Iota, con saldo de decenas de muertos y miles de afectados.

MIRADA ASTRAL

Luna Llena de noviembre

GRABADO DE MATTHAUS MERIAN PARA EL TRATADO OPUS MEDICO-CHIMICUM (1618), de JOHANN DANIEL MILYUS

Por Ayub Estephan*

 De pasión sobrante y sueños de ceniza
 un pálido palio llevo, un cortejo evidente,
 un viento de metal que vive solo,
 un sirviente mortal vestido de hambre,
 y en lo fresco que baja del árbol, en la esencia del sol
 que su salud de astro implanta en las flores,
 cuando a mi piel parecida al oro llega el placer,
 tú, fantasma coral con pies de tigre,
 tú, ocasión funeral, reunión ígnea,
 acechando la patria en que sobrevivo
 con tus lanzas lunares que tiemblan un poco.
 […]
 De mi lecho amarillo y de mi substancia estrellada,
 ¿quién no es vecino y ausente a la vez?
 Un esfuerzo que salta, una flecha de trigo
 tengo, y un arco en mi pecho manifiestamente espera,
 y un latido delgado, de agua y tenacidad,
 como algo que se quiebra perpetuamente,
 atraviesa hasta el fondo mis separaciones,
 apaga mi poder y propaga mi duelo. 

[Pablo Neruda, “Diurno doliente”, fragmento de Residencia en la Tierra (1935)]

El próximo 30 de noviembre a las 09:29 hrs. (UTC) tendrá efecto el plenilunio de este mes, estando la Luna a 08°38’02’’ en el signo mental de Géminis y el Sol en Sagitario en el mismo grado. Y en ese mismo momento tendremos el último de los cuatro eclipses penumbrales de Luna ocurridos en 2020 (el primero ocurrió el 10 de enero pasado, dos días antes de la conjunción Saturno-Plutón, el segundo tuvo efecto el 5 de junio y el tercero fue el 21 de junio), y que será visible desde México a partir de las 7:00 am. y el resto del continente americano, así como en el norte de Europa, Rusia, el océano Índico y el sudeste asiático, incluidos el noroeste de India, China, Corea, Malasia, Japón, Nueva Zelanda, Australia y el océano Pacífico. Un eclipse penumbral se caracteriza por un ligero oscurecimiento de la superficie lunar y se produce cuando la Tierra bloquea parcialmente la luz solar que refleja nuestro satélite. Simbólicamente, esto significa la apertura de un portal cósmico por el cual conectamos con entidades que nos canalizan todo un flujo de ideas, llevándonos a decisiones y movimientos encaminados a la organización personal y social. Este portal lo mismo que nos da claves, nos orienta para encontrar oportunidades que aporten un sentido a nuestras vidas, y nos facilita la comprensión de situaciones que venimos viviendo. Al mismo tiempo, nos pone en el camino de una necesaria y nueva “modernidad”.

Este eje Sol-Luna transcurre paralelo al eje Nodo Norte-Nodo Sur lunares, ambos en el eje mutable de Géminis-Sagitario. Siendo que el movimiento de los Nodos de la Luna está dirigido en el sentido que giran las manecillas del reloj, mientras que en el mapa astral los planetas y las luminarias se mueven en sentido inverso. Esto genera un choque de energías en las mansiones astrales a las que se les adjudica el pensamiento, la inteligencia, la destreza verbal, la aptitud para retener y calcular las posibilidades. La Tercera (Géminis) y Novena (Sagitario) Casas astrales naturales nos hablan de nuestro entorno íntimo, y también de tener experiencias culturales diferentes de las nuestras. Así, el comparar y el juzgar son herramientas propias de la mente y no implican daño alguno, a menos que resolvamos condenar, petrificar una situación que detectamos en alguien, siendo esta misma corregible. De este modo negamos que dentro de nosotros alienta siempre la posibilidad de un hombre o una mujer nuevos. Lo Creativo, el Sol en Sagitario nos trae la reminiscencia de lo que ya fuimos, y también nos presenta el nuevo paisaje que nos trae la existencia. En este año se han dado cuatro eclipses penumbrales de Luna, como cuatro son las fases de la luna, y cuatro son las estaciones del año y cuatro las direcciones principales en la Rosa de los Vientos, así como cuatro son también los ríos que salen del Edén. Por todo esto, este número ha sido adjudicado simbólicamente al planeta Tierra. Así, con este último eclipse lunar se completa la transferencia magnética que se ha venido realizando a lo largo de todo este año, y que nos deja intensas enseñanzas grabadas en la piel y en los corazones. También surge la esperanza de un renacer, de reconsiderar nuestras metas y objetivos, de recrear un lenguaje común en los diversos territorios de la comunicación que fortalezca nuestra percepción, afine nuestra expresión cotidiana y expanda los límites que nos hemos propuesto. La presencia aquí de los Nodos de la Luna, especialmente el Nodo Norte que pasa por Géminis, nos invita a repensarnos. Al estar la Luna a 12° de distancia  de este Nodo, después del eclipse y el plenilunio, e influida por las energías opuestas que ha debido equilibrar, tendremos la conjunción de la Luna con este punto nodal. Igualmente, en el mismo grado, pero en el signo opuesto, el Sol coalicionará con el Nodo Sur de la Luna, representativo de las experiencias pasadas y de ciertas conductas reiterativas que se han de desechar en la práctica, debido a que ya pasó su tiempo y hoy no funcionan más. El contacto entre ambas luminarias y los Nodos de la Luna implosionarán nuestra psique, lo cual nos llevará a una dimensión alquímica de la realidad al modificar nuestras circunstancias: “Y desde luego ­­-escribe Elías Ashmole- aquel ante quien se revela la plenitud de la Naturaleza, no goza tanto por ser capaz de conseguir oro o plata o que los demonios se le sometan como por ver abiertos los Cielos, ver ascender y descender a los Ángeles de Dios, y tener bellamente escrito su nombre en el Libro de la Vida”. (Prolegomena in Theatrum Chemicum Britannicum, Londres, 1652).

Así, el proceso vital en marcha nos invita a aplicar una visión imaginativa, activando una percepción social que ha de ser puesta al servicio de las necesidades del medio ambiente, de manera que fomente la unidad y la cohesión colectivas dentro de la comunidad

El grado 8° del signo dual y mutable de Géminis es representado por “unos obreros indignados en huelga que rodean la fábrica donde prestan sus servicios”, significando que se han vuelto conscientes de “el poder destructivo de la mente ambiciosa (del patrón) sobre la plenitud orgánica de la relación humana”. La secuencia anterior invita al ser humano a buscar, encontrar y revelar los poderes que residen en lo más recóndito de la psique colectiva, siendo capaces de aportar su contribución particular al organismo total que es nuestro planeta. “Vemos ahora en este nuevo símbolo una indicación pictórica de aquello a lo que inevitablemente conduce el uso de esta energía generada por el intelecto: culminando en un desorden industrial y en el aumento de la violencia. A medida que el hombre se las arregla para devastar la tierra, para demostrar su poder e intensificar sus placeres y su sentido orgulloso de su dominio, por lo que inevitablemente se van iniciando diversos conflictos y procesos destructivos. El despertar se nos presenta aquí en su forma social colectiva, porque hemos alcanzado el nivel emocional y cultural”. Siendo conscientes de que “el tipo de poder engendrado por las facultades analíticas intelectuales es esencialmente destructivo; que se basa en la destrucción de la materia, e invita al acaparamiento y despojo egocéntricos -y, en general; a privilegios de una u otra clase. Esto conduce a una REVUELTA CONTRA LOS PRIVILEGIOS”. (Dane Rudhyar)

El Diccionario de la Lengua Española señala que sindicato es “toda asociación formada para la defensa de intereses económicos o políticos comunes a todos los asociados”. Asimismo, establece que este término es usado regularmente para referirse a asociaciones obreras. El antecedente histórico de los sindicatos los encontramos en los gremios medievales que eran organizaciones de trabajadores que tenían el mismo oficio, y que creaban para regular de una manera rudimentaria, entre otras cosas, el costo de los servicios que proporcionaban a la comunidad. Así los herreros o los carpinteros formaban su propio gremio e incluso en ocasiones trabajaban en conjunto cuando se les encomendaban grandes proyectos como la edificación de una catedral, donde el gremio de constructores tenía una mayor participación, siendo dentro de este gremio donde nacería luego la francmasonería. Será a mediados del siglo XIX, durante la etapa inicial del capitalismo industrial, cuando los trabajadores cansados de las pésimas condiciones laborales y de las extenuantes jornadas de trabajo reactiven esa unión gremial, esta vez con el propósito de exigir mejoras a las circunstancias en las que se desenvolvían las relaciones de trabajo. Así, el Papa León XIII, ante la creciente miseria de los obreros explotados, hizo un llamado al mundo católico, diciendo que “es obligación de los patronos disponer que el obrero tenga un espacio de tiempo idóneo para atender a la piedad, no exponer al hombre a los halagos de la corrupción y a las ocasiones de pecar y no apartarlo en modo alguno de sus atenciones domésticas y de la afición al ahorro. Tampoco debe imponérseles más trabajo del que puedan soportar sus fuerzas, ni de una clase que no esté conforme con su edad y su sexo. Pero entre los primordiales deberes de los patronos se destaca el de dar a cada uno lo que sea justo”. [Rerum Novarum, 1891]

Mientras, los obreros incitados por las ideologías de los nacientes partidos Comunista y Socialista, viendo que se encontraban en completa desventaja confrontando a sus patronos en lo individual, notaron que tenían mayor efectividad al agruparse y comenzaron a confrontarlos de manera colectiva, aunque ello no fue nada fácil ya que en un principio el asociarse de esta manera era considerado un delito, para con el tiempo entrar a una etapa de tolerancia y posteriormente llevar el derecho de constituir sindicatos a un plano de reconocimiento como “Derecho Humano”, siendo reconocido así por el artículo 23 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, promulgada en 1948, que en su cuarto punto asienta que: “Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de sus intereses”. A pesar de ello, durante décadas a los trabajadores no se les tomó en cuenta para elegir a los líderes que firmaban en su representación los contratos con los patrones. En vez de eso, los gobiernos otorgaban a sus aliados sindicales el control sobre los trabajadores, provocando que muchos no se agrupasen en torno a ellos buscando ser independientes. Últimamente se ha intentado cambiar dicha situación modificando el aparato legal, pero hay una total desconfianza de los trabajadores al respecto, pues alegan que un sistema que no ha funcionado en tanto tiempo requiere de una reestructuración de fondo, sobre todo un ajuste digno de los salarios que reciben por sus labores. Las revoluciones surgidas en el siglo XX dan testimonio de un progresivo fortalecimiento institucional, que en principio pretendía mejorar la calidad de vida de los asalariados, pero transcurrida ya una centuria de desilusiones y reclamos se ha comprobado que en vez de mejorar, el estilo de vida de los obreros agrupados o no, ha ido de mal en peor.

Para este plenilunio, la situación de los trabajadores de todo el mundo continúa deslizándose hacia una pendiente obtusa y sin retorno. Guy Rider, presidente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), hizo un llamado a las naciones, señalando que “se necesita un diálogo social entre los gobiernos y los que están en primera línea: los empleadores y los trabajadores”, para que 2020 no sea una repetición de la crisis de los años de 1930, con la recesión de 1929, luego de la pandemia de la “gripe española”. La OIT estima que más de 25 millones de personas se han quedado sin empleo, y que la pérdida de ingresos de los trabajadores es incalculable. “Esta pandemia ha expuesto sin piedad los profundos fallos de los mercados laborales. Empresas de todos los tamaños ya han cesado sus operaciones, han reducido las horas de trabajo y despedido al personal. Muchas están al borde del colapso a medida que van cerrando tiendas y restaurantes, se cancelan vuelos y reservas de hoteles, y las empresas optan por el trabajo a distancia. Los primeros en quedarse sin trabajo han sido aquellos cuyo empleo ya era precario. En un mundo en el que solo una de cada cinco personas tiene derecho a una prestación por desempleo, los despidos son una catástrofe para millones de familias. Al no tener derecho, en muchos casos, a una licencia por enfermedad remunerada, cuidadores y repartidores, de los que todos dependemos ahora, suelen verse presionados a seguir trabajando incluso si están enfermos. Del mismo modo, en el mundo en desarrollo, los trabajadores a destajo, los jornaleros y los comerciantes informales viven la misma presión ante la necesidad de alimentar a sus familias. Todos sufriremos por esta situación. No solo ante el aumento de la propagación del virus, sino que a largo plazo amplificará drásticamente los ciclos de pobreza y desigualdad”, https://www.ilo.org/global/about-the-ilo/newsroom/news/WCMS_739995/lang–es/index.htm

Para este plenilunio, la situación de los trabajadores de todo el mundo continúa deslizándose hacia una pendiente obtusa y sin retorno. Guy Rider, presidente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), hizo un llamado a las naciones señalando que “se necesita un diálogo social entre los gobiernos y los que están en primera línea: los empleadores y los trabajadores”, para que 2020 no sea una repetición de la crisis de los años de 1930, con la recesión de 1929, luego de la pandemia de la “gripe española”

Por su parte, el panorama planetario, en cuanto a aspectos se refiere, ofrece pocas alternativas, y nos afianza en la necesidad de comprender más profundamente los movimientos que requerimos activar para salir de la crisis en que nos encontramos sumergidos. La novedad es que el pasado 28 de noviembre Neptuno terminó su proceso de retrogradación, iniciando su fase directa desde el grado 18°10’ de Piscis, donde estuvo estacionario desde el día 23, e ingresa además feral (sin contactos con otros puntos o planetas); siendo así que viene a potencializar su influencia en todos nosotros destacando las necesidades más inmediatas para cada uno, y permitiendo que afloren a la superficie nuestros miedos más recónditos, las angustias contenidas, las depresiones inexplicables, las actitudes sin sentido, las crisis existenciales y otras emociones que están ahí reclamando ser transmutadas. Sin embargo, cuando Neptuno se pone directo, sus efectos iniciales no son tan notorios. Su influencia, en el caso de que sea percibida es sutil, gradual y a menudo indirecta. Esto indica que la habilidad del individuo para encontrar canales externos adecuados que expresen los principios neptunianos básicos, se verá poco a poco estimulada.

El período de recapitulación interior que se ha emprendido inconscientemente desde que dio comienzo esta retrogradación neptuniana, el 23 de junio pasado, ha concluido ya. La focalización subjetiva de este planeta podrá ser redirigida ahora de tal forma que su visión peculiar emerja a la superficie, permitiendo enriquecer la estructura de la matriz social dentro de la cual se ha visto obligado a funcionar.

Así, el proceso vital en marcha nos invita a aplicar una visión imaginativa, activando una percepción social que ha de ser puesta al servicio de las necesidades del medio ambiente, de manera que fomente la unidad y la cohesión colectivas dentro de la comunidad. Neptuno directo y en su domicilio ya no frustra más el crecimiento evolutivo, dejando de lado la impotencia de no alcanzar los ideales emocionales que nos propusimos en el pasado. En vez de ello, podremos desarrollarnos mejor al retirarnos de los lazos emocionales subjetivos que nos fascinaban y bloqueaban la percepción de los ilimitados canales que podemos conectar para brindar nuestro servicio a la sociedad. Los intereses humanos que ahora nos atraen, requerirán sin embargo que estemos dispuestos a afirmar nuestros ideales personales de tal manera que nos sirvan para promover cambios concretos en todos los terrenos, dando forma también a nuestras aspiraciones sociales. No sería raro que a partir de este momento se resuelvan asuntos pendientes del pasado a través del despliegue de verdaderos esfuerzos compasivos, poniendo nuestro mejor empeño en curar los males sociales del presente.

Ahora, y hasta finales de junio del año que viene, Neptuno nos ayudará a manifestar una visión más acorde con la armonía social, mediante una comprensión compartida entre todos, pues hoy estamos mejor preparados para brindar una percepción más plural e incluyente de la unidad en que se fundamenta la vida, y que hemos ido extrayendo pacientemente de las profundidades del inconsciente personal y colectivo mientras ha durado el proceso retrógrado de este planeta, y el confinamiento.

Se ha pasado ya por mucho llegando hasta el agotamiento, y ahora habrá que entender los hechos y encontrar un sentido de vida que nos lleve a comenzar de nuevo. La experiencia del Covid-19 es universalmente compartida como un latigazo a la humanidad por sus descuidos, pero también como la esperanza de reinventarnos a nosotros mismos, de volver a construir, con ánimos de mejorar el espacio que ocupamos y el entorno, construyendo un ambiente libre de toxicidades. Y ello dependerá de nuestra disposición para revertir juntos un estilo de vida obsoleto, que cada día nos demuestra haber sido un error

Otro aspecto a resaltar es el que sostienen la Luna y el Sol opuestos, y donde el asteroide Quirón (El Gran Sanador) hace un trígono con el Sol y un sextil con la Luna, formando una Media Cometa o Escuadra, que puede ser abordado desde una amplia gama de interpretaciones, como por ejemplo el énfasis en la competencia por tener la primera vacuna disponible para tratar el Covid-19. Los grandes laboratorios y farmacéuticas en tratos con los gobiernos siguen especulando, destacando su prestigio y poder. Todos se publicitan y manifiestan tener la primicia de la tan ansiada vacuna, sin considerar que existen núcleos humanos que no están dispuestos a vacunarse ya sea por miedo, por sus convicciones religiosas o por razones de otra índole. Esta Media Cometa o Escuadra nos crea opiniones encontradas, destacando la desconfianza para vacunarse. Sin embargo, sí habrá una vacuna disponible pronto. La ubicación de Quirón en Aries facilita la investigación acelerada y los avances científicos en materia médica, y estando en este plenilunio en trígono al Sol, los avisos en torno de la vacuna son cada día más convincentes. Lo mismo ocurre con el sextil de Quirón a la Luna, que colabora haciendo una síntesis de todos los experimentos realizados.

Y así, a pesar de las protestas de muchos, el proceso curativo, interior y exterior, sigue su curso. Se ha pasado ya por mucho llegando hasta el agotamiento, y ahora habrá que entender los hechos y encontrar un sentido de vida que nos lleve a comenzar de nuevo. La experiencia del Covid-19 es universalmente compartida como un latigazo a la humanidad por sus descuidos, pero también como la esperanza de reinventarnos a nosotros mismos, de volver a construir, con ánimos de mejorar el espacio que ocupamos y el entorno, construyendo un ambiente libre de toxicidades, etcétera. Y ello dependerá de nuestra disposición para revertir juntos un estilo de vida obsoleto que cada día nos demuestra haber sido un error.

Igualmente, en este momento tenemos el aspecto de oposición (180°) entre Urano y Venus (Afrodita), que en la mitología griega son padre e hija. Hesíodo relata en su Teogonía que luego de que Cronos mutiló los testículos de su padre (Urano) con la hoz que había conseguido de Gea, y estos cayeron en el “ponto agitado, fueron llevados así por el mar mucho tiempo; y, en torno, una blanca espuma del miembro inmortal manaba, y en ella se crió una muchacha; primero, a Citera divina acercóse, y luego, de allí, fue a Chipre del mar rodeada. Tomó tierra la bella diosa veneranda y, en torno, la hierba bajo los pies suaves brotaba; y a ella, Afrodita [diosa de la espuma nacida y Citerea de bella corona] la llaman dioses y hombres, porque en la espuma se crió; y también Citerea, porque llegó a Citera; y Chiprogena, porque nació en Chipre de mar agitado, o Filomeda, porque de los genitales vio a la luz”. Es así que este contacto entre ambos destaca el enojo, y brota cierta violencia, fruto de una rebeldía personal, ante la necesidad de afirmar la propia individualidad creando discordia  entre uno mismo y los demás. Hay una sensación de nerviosismo e inseguridad en los sentimientos, que resultan inconsistentes, y estamos sujetos a una enorme inestabilidad en las relaciones íntimas, oscilando entre pasiones enardecidas y una frialdad absoluta. Esta actitud cambiante suele ser confusa, pues no surge de una actitud consciente, y por ello genera dudas acerca de la autenticidad de los sentimientos en nuestras relaciones personales. Si no conseguimos poner límites sensatos a la temeridad de nuestros actos, podríamos caer en actos peligrosos que arriesguen la estabilidad de las relaciones que hemos construido hasta ahora. Igualmente, surge un desacuerdo hacia las ideologías en el poder, cuestionando las bases en que se asienta la sociedad y desafiando su eficacia, lo cual lleva a mirar muy de cerca las causas de los oprimidos por las actitudes políticas dominantes. Para superar esta visión tan subjetiva, será necesario asumir nuestra responsabilidad respecto a los sucesos que vivimos: todos somos responsables y debemos aceptar que lo que estamos viviendo es algo que nos atañe a todos. Será conveniente que ampliemos nuestra percepción intelectual para darnos cuenta que somos parte del mismo viaje y que lo que nos sucede y sucede a otros nos atañe de manera directa. Hay que buscar la tolerancia dentro de uno mismo y elevar la energía venusina situándola en un nivel más alto (el amor universal). que nos ayude a pasar este tránsito sin caer en situaciones complejas.

Por otra parte, tenemos a Mercurio haciendo un sextil (60°) a Saturno y a Júpiter, mientras estos avanzan aceleradamente hacia Acuario. Mercurio en sextil a Saturno da una enorme profundidad de pensamiento, y una mentalidad hábil y detallista para concretar negocios. Liz Greene comenta al respecto que “Mercurio, al simbolizar la razón fría, el sentido común, y al inclinarse por los negocios o el comercio así como por los logros intelectuales, suele llevarse bien con Saturno, sea cual sea el aspecto.Queda claro que una combinación de estos dos planetas implica tacto, sagacidad y diplomacia”. Debido a ello, en este momento se realizarán alianzas y se firmarán convenios que han sido diferidos ante la incertidumbre del mañana. Tdos estos acuerdos serán avalados dentro de un marco legal y jurídico, y repercutirán en acciones concretas. También es un buen momento para ajustarse al Derecho y repensar que en la diversidad habita también la unidad, y que la una explica a la otra. Solo así, con un mismo lema y sabiendo que tenemos grandes diferencias pero que también viajamos en el mismo barco en este planeta Tierra, conseguiremos salir de la crisis que traemos encima. Igualmente, el contacto Mercurio-Júpiter nos confiere una visión y una capacidad mental extraordinaria en este momento, que se anticipa a los hechos y nos alumbra ideas que tendrán trascendencia en su momento, siendo ejecutadas desde ahora y con metas hacia un futuro más o menos cercano, y en las que estaremos involucrados enteramente. Muchos cambios en puerta.

Por último, tenemos la presencia de Marte ya directo en Aries, su domicilio, pero en estado feral (que no conecta con nadie), concentrado en su propia energía, haciendo “limpieza de casa” a fondo y algo fastidiado de vivir confinado, en armonía doméstica y conyugal. El esquema propio de Marte es el de salir, mostrarse, competir, pelear, conquistar, someter y en este momento su personalidad fuerte e impositiva no merma, pero se vuelca sobre él mismo y esto nos crea enojo e impaciencia. Para quienes habitamos el paralelo correspondiente al huso horario GMT-6, que viene desde el Ártico y baja por el centro de Canadá siguiendo la línea por en medio de los estadounidenses y pasando por el centro de México para luego penetrar en la inmensidad del océano Pacífico hasta la Antártida, la presencia de Marte agiliza el quehacer diario, poniendo atención, haciendo que seamos más eficientes y detallistas, más precisos y cautos, y muy exigentes. Marte en la Sexta Casa de estos tres países mencionados se encargará de realizar todo tipo de diligencias, acelerando los procesos pendientes para que logremos cerrar el año 2020 de una manera decente y lo más satisfactoria posible para todos.

Por lo anterior, tenemos un momento cósmico en el que debemos tomar decisiones a partir de la especulación y la confrontación, primero con nosotros mismos, y también con otros. Esperemos que los proyectos que salgan de estas discusiones y elucubraciones mentales no solo queden en un terreno propositivo, sino que se les dote de un marco apropiado para su realización efectiva.

*Astrólogo y tarotista mexicano. Lectura de Tarot, Cartas españolas y consultas astrales presenciales a sana distancia o vía Zoom.

http://facebook.com/ayubestephan

Mirador viral

Reconocimientos a la colección “Un libro por centavos”, que crece pese a la pandemia

LLevan 17 años publicado cada mes un poemario con un tiraje de 8.000 ejemplares y cuya distribución es gratuita en todo Colombia. Se trata de la colección “Un libro por centavos”, a cargo de la Decanatura Cultural de la Universidad Externado, que sigue cosechando frutos y reconocimientos internacionales como el del Instituto Cervantes de España y el papa Francisco. De esto conversamos desde Bogotá para Diarios de Covid-19 con la poeta Clara Mercedes Arango, responsable de la ambiciosa colección.

LA POETA CLARA MERCEDES ARANGO, COORDINADORA DE LA COLECCIÓN “UN LIBRO POR CENTAVOS”. FOTO: CORTESÍA UNIVERSIDAD EXTERNADO DE COLOMBIA

Por Irene Selser*

Con orgullo y alegría la Universidad Externado de Colombia y el decano Miguel Méndez Camacho, fundador de la colección de poemas de distribución gratuita “Un libro por centavos”, recibieron el reconocimiento a su trabajo de dos instituciones emblemáticas: el Instituto Cervantes de España y el Vaticano. Un sentimiento compartido por la poeta, cuentista, traductora y editora Clara Mercedes Arango (Cúcuta, 1961), coordinadora general de la Decanatura Cultural y de la citada colección creada en 2003.

En el primer caso, la felicitación corrió por cuenta del director del Instituto Cervantes, el poeta español Luis García Montero tras ganar el 9 de noviembre el premio literario Carlo Bertocchi que otorga en Florencia el Centro de estudios del mismo nombre. El jurado reconoció a García Montero como “una de las voces poéticas europeas más intensas y representativas de la contemporaneidad” en momentos en que, a causa de la pandemia, la inspiración poética y la profundidad “son más necesarias que nunca”. La obra de García Montero (Granada, 1958) también ha sido incluida en “Un libro por centavos”, de ahí que al conocer de su galardón el autor dijo que “uno de mis mejores premios fue estar en la colección colombiana”. Se trata del poemario número 138, Una forma de orgullo. Antología, publicado en 2017. Entre otros reconocimientos, el poeta granadino de 62 años también recibió el Premio Ramón López Velarde 2017 otorgado en México por el Instituto Zacatecano de Cultura.

(OJo ARTUR0: ESTE PÁRRAFO ME SALE EN ROJO NO SÉ POR QUÉ…)

UNA MUESTRA DE LOS 172 POEMARIOS TAMAÑO BOLSILLO QUE DESDE 2013 EDITA LA UNIVERSIDAD EXTERNADO

En cuanto al Vaticano, fue el papa Francisco quien incluyó dos poemas del profesor colombiano Juan Carlos Galeano (1958) autor de “Un libro por centavos” con su obra Amazonía y otros poemas (2011). La mención a Galeano figura en su más reciente “Exhortación Apostólica / Querida Amazonía”, publicada en febrero de este año donde el pontífice argentino traza nuevos caminos de evangelización y cuidado del ambiente y de los pobres.

El documento papal –de cuya importancia nos ocuparemos en breve en este mismo espacio–, es resultado del Sínodo para la Amazonía que tuvo lugar en octubre de 2019, en el cual Francisco se pronuncia por un nuevo impulso misionero y destaca el papel de los laicos en las comunidades eclesiales. En el capítulo III de la Exhortación, titulado “Un sueño ecológico”, el papa destaca el papel de la poesía y de los poetas populares, “contemplativos y proféticos, (que) nos ayudan a liberarnos del paradigma tecnocrático y consumista que destroza la naturaleza y que nos deja sin una existencia realmente digna”. A continuación reproduce extractos de dos poemas de Galeano.

Al respecto, le preguntamos a la editora Clara Mercedes Arango qué significaba para la Universidad Externado este reconocimiento implícito del papa:

“Es de gran orgullo para el Externado y para el fundador de la colección, el decano Miguel Méndez Camacho, porque significa que el objetivo que él se trazó desde un inicio, avalado siempre por los rectores de la Universidad que han apoyado este proyecto llamándolo ‘la joya de la corona’, se ha conservado intacto: llegar al mayor número de lectores. Llegar hasta el Vaticano y ser leído por el papa significa que estos poemarios logran atravesar ríos, lagos, montañas y mares, llegando a muchísimos lectores, cumpliendo con creces nuestro objetivo principal.

¿Cuántos poemarios ha publicado desde 2003 la colección “Un libro por centavos”?

La colección ha llegado a los hogares colombianos desde hace 17 años, mes a mes y de forma ininterrumpida. Hasta el momento han sido 172 poemarios, con un tiraje por título de 8.000 ejemplares, de poetas colombianos, latinoamericanos y clásicos europeos. Esto es muy significativo en la cultura colombiana, tener la oportunidad de leer en casa a poetas nacionales de diferentes regiones del país, olvidados, consagrados, desaparecidos y nuevas voces del género, lo que permite a los  lectores ampliar el conocimiento sobre sus poetas y apreciarlos.

Me gustaría reproducir el poema “Paisajes”, de nuestro autor Juan Carlos Galeano, que el papa incluye en las páginas 31 y 44 respectivamente de la Exhortación apostólica “Querida Amazonía”:

 Una vez había un paisaje que salía con su río, sus animales, sus nubes y sus árboles.
 Pero a veces, cuando no se veía por ningún lado el paisaje con su río y sus árboles, a las cosas les tocaba salir en la mente de un muchacho.
 (Unas tortugas se maravillan que puedan aparecer solas en la mente de un muchacho).
 Claro que si no aparecen ni el paisaje ni el muchacho, el río se queja, los árboles se quejan, las tortugas y otros animales se quejan...
 (Se supo de unos árboles que mataron a una jovencita por desnudarse en la mente del muchacho).
 También las tortugas que salían en su mente, lo acusan de vivir ahora en las nubes.
 “Nada más natural que de tanto ir y venir desaparezcan unos ríos, desaparezcan unos árboles”, comentaron unas nubes que vivían muy tranquilas en la mente del muchacho. 

El segundo poema que cita el papa Francisco es “Los que creyeron”:

 Los que creyeron que el río era un lazo para jugar se equivocaron.
 El río es una vena delgadita en la cara de la tierra.
 “Una cuerda delicada que podría reventarse y apagar las  estrellas”,
 les dice el universo a los que juegan con el río.
 El río es una cuerda de donde se agarran los animales y los árboles.
 Si lo jalan muy duro, el río podría reventarse.
 Podría reventarse y lavarnos la cara con el agua y con la sangre. 

Sin duda un esfuerzo inconmensurable y casi único podríamos decir el de la Universidad Externado y la Decanatura Cultural, de la cual eres coordinadora, para democratizar la poesía. ¿A qué sectores de la población llega “Un libro por centavos”?

Gracias a la alianza que tenemos con la revista El Malpensante desde hace 17 años,  el  libro llega a más de 6.000 de sus suscriptores, el resto se distribuye en Casas de Cultura, festivales de poesía, talleres, hospitales, cárceles, colegios, universidades, escuelas, bibliotecas públicas y privadas. Así cumplimos con nuestra misión de divulgar masivamente la poesía en diversos escenarios. Y gracias a un convenio que tenemos con una fundación en San Vicente del Caguán, La Casita de los Sueños, hemos podido ir hasta las veredas de este municipio en el sureste del país y participar en talleres de escritura creativa con niños y docentes de estas instituciones, e incluso tener a los niños entre 7 y 15 años de algunas de estas escuelas, siendo los ilustradores del poemario número 150, Poesía colombiana para niños. Para este proyecto contamos con la colaboración de los docentes de español, quienes trabajaron con más de 300 niños los poemas que recibieron antes de la publicación para que se inspiraran y los ilustraran. Este es el único poemario de la colección a color.  La experiencia con estos niños fue maravillosa: cuando ellos recibieron el libro y vieron sus nombres en los créditos de los dibujos, se sintieron importantes de haber sido parte de un gran proyecto literario.

¿Cómo ha sido aprender a trabajar de otra forma durante la pandemia? ¿Qué ha significado este cambio de vida para la Decanatura?

Llegar a diversos escenarios gracias a la divulgación realizada por el Externado nos permite estar satisfechos y sentir que la misión ha sido cumplida a nivel nacional. Gracias a “Un libro por centavos”, la poesía en Colombia ha vuelto a renacer y a ser tema de nuevo en muchos espacios literarios del país. Incluso en este momento de recogimiento y de pandemia, la poesía la hemos hecho florecer en espacios virtuales gracias a los encuentros que tenemos los domingos y miércoles vía Zoom organizados por la Decanatura Cultural y que conduzco. Llevamos más de 25 encuentros de varias horas cada uno con participantes, no solo de regiones colombianas sino de países europeos y latinoamericanos.  Nuestro objetivo seguirá siendo el mismo que el del inicio: llegar cada vez a más lectores, formar a más jóvenes y entrar a más hogares con la poesía, no solo con los poemarios, sino también a través de los encuentros virtuales literarios que cada día conquistan más y más público cautivo.

Pienso que esta época de incertidumbre, de pandemia, nos ha permitido tomar conciencia del ser que somos, de la presencia que a veces desconocemos, que es la nuestra. Que la vida se desvanece sin darnos cuenta y que este encierro, este alejamiento de lo superfluo, de lo banal, nos hace más humanos, más frágiles, pero sobre todo más conscientes de nuestra propia soledad.

¿Qué proyectos tiene “Un libro por centavos” para los próximos años?

La colección continuará su trayectoria igual que hasta ahora publicando cada vez más nuevas voces del género no solo a nivel nacional sino internacional, porque estamos convencidos de que la poesía juega un gran papel, a través de ella podemos regresar a nuestro pasado y recuperar la memoria.  Los poetas son los multiplicadores del recuento histórico de nuestro país, porque con el trabajo del lenguaje, de las palabras pueden ser transgresores, críticos y con bellas palabras contarnos los horrores del presente y el pasado. Seguiremos publicando y recopilando en Antologías a los poetas que hemos publicado. Por ejemplo, pronto saldrá El fondo de nuestros mares íntimos con una selección de 37 poetas varones nacidos entre 1960 y 1985, así como las mujeres que no lograron entrar en la Antología Ellas cantan, publicada en 2018. 

Por otro, hace unos meses creamos el perfil un libro por centavos en Instagram, para acompañar a los amantes de la poesía, especialmente a los jóvenes. La pretensión es ser el refugio necesario para quedarnos en casa; por breves instantes, olvidar el mundo que nos agobia y compartir con los usuarios de Instagram el poder subversivo de la poesía en tiempos de penuria, invitando a nuestros lectores a preguntarse como lo hizo el poeta romántico alemán, Hölderin, “¿para qué la poesía en tiempos de penuria?”. Para los interesados, los libros se pueden descargar en forma gratuita en www.uexternado.edu.co/unlibroporcentavos/.

*Periodista, poeta y editora, miembro de la Asociación Mexicana de Traductores Literarios (Ametli) y coordinadora editorial de Diarios de Covid-19.

FB: Irene Selser, e-mail: diariosdecovid@gmail.com

Adiós, cronistas

en memoria de Javier Reverte y Robert Fisk

JAVIER REVERTE /FB: ALIBRI LIBRERIA / ROBERT FISK / F: PALESTINA EN UK

La Redacción

Por la cercanía de ambas muertes, convertidas en doble tragedia, parecería una burla del destino. Y si ellos estuvieran vivos, tal vez lo describirían así. Y más que burla, puede describirse como un doble golpe a la literatura y el periodismo en nuestros días: el fallecimiento del narrador de viaje español, Javier Reverte y el mítico periodista británico, Robert Fisk.

El primero en irse, el sábado 30, fue Javier. El Jefe de gobierno español, Pedro Sánchez, anunció la muerte del narrador que decía que “la función del hombre en la Tierra es vivir, no existir.”

“Un buen libro es uno que te cambia, y un buen viaje es un viaje que te cambia”, decía Reverte, el periodista madrileño, viajero por excelencia, que murió a los 76 años, dejando tras de sí tres libros pendientes de publicar. Entre sus publicaciones más famosas está la trilogía que lo lanzó a la fama: El sueño de África, Vagabundo en África y Los caminos perdidos de África.

“Le gustaba viajar solo, mochila a cuestas, hacer fotografías, pero no para compartirlas en redes sociales, ir a las bibliotecas de los lugares que visitaba, planificar sus viajes, vivirlos y, cuando volvía Madrid, escribirlos”, reseña la agencia EFE citando a su editor, David Trías.  Su viaje terminará en Segovia, España.

Horas después, el otro golpe: la partida de Robert Fisk, el gran periodista británico narrador de Medio Oriente. Famoso por sus crónicas de guerra y sus entrevistas a Osama bin Laden, Fisk se fue a los 74 años de edad, dejando un legado de grandes coberturas que plasmó en libros fundamentales para el periodismo como La gran guerra por la civilización.

Diversos medios lo describen como “una de las firmas más buscadas de la prensa británica por su carácter anticonformista, su pluma didáctica y su visión iconoclasta”. Fue considerado el gran narrador de Medio Oriente, de la guerra civil libanesa, la invasión rusa a Afganistán y destaca, sobre todo, su logro de entrevistar en tres ocasiones al líder de Al Qaeda, Osama bin Laden.

De sus textos, rescatamos un fragmento de la famosa crítica que hizo a sus colegas durante la cobertura de la guerra de Irak, mediante una columna llamada “Periodismo de Hotel”, en la que hablaba sobre las circunstancias cada vez más difíciles para ejercer el periodismo en la Irak ocupada.

“Periodismo de hotel es la única forma de llamarlo. Cada vez más los reporteros en Bagdad cubren la información desde sus hoteles, y no en las calles de las ciudades y pueblos de Irak. Algunos van a todas partes acompañados de mercenarios occidentales armados hasta los dientes. Unos cuantos viven en oficinas locales, de las cuales sus jefes les tienen prohibido salir. La mayoría usan «enlaces» iraquíes -corresponsales de medio tiempo que arriesgan la vida realizando entrevistas para periodistas estadunidenses o británicos-, y ninguno puede aventurarse a viajar fuera de la capital sin días de preparativos, excepto si va «incrustado» en las fuerzas de ocupación….Sí, todavía es posible informar desde las calles en Bagdad. Pero cada vez menos de nosotros lo hacemos, y puede llegar un momento en que tengamos que sopesar el valor de nuestras notas contra el riesgo de nuestra vida. No hemos llegado aún a ese punto. Hasta ahora, todavía vemos un poco más de Irak que la gente que afirma estar gobernando este país”, destacó.

¿Cómo se ejerce un duelo por partida doble? ¿Es posible cesar un llanto y asumir ingenuamente que se cierra para luego iniciar inmediatamente otro, como si en cuestión de horas fuera posible cerrar la herida de la muerte? Así se agolpan, a veces, las pérdidas en los corazones por lo que, sin duda, saldremos muy distintos después de que esto pase. Cuando pase.

Hasta siempre,

2020: Incertidumbre, conciencia y humanidad

Fotos: Victoria González Chablé*. Texto: Redacción Diarios de Covid-19

En la primera parte de su galería “2020: Incertidumbre, conciencia, humanidad”, publicada en este espacio el 14 de septiembre, la fotógrafa Victoria González advertía cómo la pandemia ha acentuado las diferencias en el acceso a los servicios públicos y ha puesto en evidencia los grandes rezagos en salud y educación.

En una primera parte, mostramos sus fotografías en torno a cómo se vive la “Nueva normalidad” en Yucatán. En esta segunda y última parte, mostramos el otro rostro que se ha vuelto tan cotidiano que ya no sorprende y, sin embargo, se ha vuelto uno de los grandes sellos que dejará este 2020 en nuestra memoria colectiva: la batalla silenciosa de miles de trabajadoras y trabajadores sanitarios, combinada con el reiterado -y muchas veces ignorado- llamado a una conciencia que parece, cada vez, más lejana, no sólo entre gobernantes sino entre colectivos: “Si tienes síntomas, no salgas”.

*Fotoperiodista de Yucatán.
IG: https://www.instagram.com/vikogc
FB: VictoriaGonzálezChablé