Xochimilco, espejo de crisis

Por Aracely Martínez / Reportera Gráfica / CDMX/FB @CelyaraNezmartiTizor/ IG @celyarafoto/ TW @aracelmargmail1

Las chinampas de Xochimilco en la Ciudad de México son un reflejo de la vida rural, el ecosistema de los canales y de la resistencia a no morir en el olvido. La contaminación, los sismos que han secado canales, la emergencia sanitaria por la pandemia por Covid-19 y la crisis económica-laboral por el confinamiento han afectado severamente la vida de la población. 

Los reflejos en sus chinampas muestran una vida que se resiste al olvido y que hace vibrar a sus habitantes y visitantes por los bellos paisajes, aves y una vida sin prisas, en paz y con un entorno más amigable para todo animal y ser humano.

La palabra Xochimilco es náhuatil; xōchi– “flor”, mīl– “tierra de labranza” y –co posposición de lugar, comúnmente traducido como “la cementera de flores” aunque la traducción más cercana es “Chinampas de Flores”.

Xochimilco: Un lugar que deber ser visitado y cuidado por todas y todos.

A %d blogueros les gusta esto: