Caso Narvarte: protesta en pandemia

Texto: Luis Barrón. Fotos: Alejandro Meléndez/ FotoPeriodistas Unidos

A cinco años del multihomicidio de Nadia Vera, Yesenia Quiroz, Alejandra Negrete, Mile Virginia Martín y Rubén Espinosa Becerril, las familias de las víctimas mantienen la exigencia de justicia y castigo para los responsables. 

La ausencia de sus seres queridos sigue presente a pesar de los años, la inacción policial y las notas que los recuerdan. El homenaje en la calle de Luz Saviñón 1909, en la colonia Narvarte es la memoria siempre viva para quienes saben del caso al pasar del tiempo.

El 31 de julio de 2015 marcó la vida de sus familias, amigos y colegas, ante los nulos resultados policiales y las investigaciones que no han confirmado una justicia real y aceptable.

Este año, en pandemia, colocaron un memorial en la entrada del edificio donde les fue arrebatada su vida; su presente y futuro de la activista Nadia Vera, de la maquillista Yesenia Quiróz, de la trabajadora doméstica Alejandra Negrete, de la modelo Mile Virginia Martín y del fotoperiodista, Rubén Espinosa Becerril; todos los que coincidieron en venir a la Ciudad de México para buscar oportunidades en sus trabajos y otros, para salvar su vida ante las amenazas generadas por su labor como activistas y fotoperiodistas.     

Ahora, sus historias siguen con un final pendiente y la exigencia de justicia para la hija, hermana, tía, abuelita, tío, amigos y colegas que se quedaron con un futuro cortado de tajo.

Pensamiento de Alma Espinosa para su hermano Rubén Espinosa:

Ese día me quedé pensando

que algunas personas jamás nos dejan, 

nunca se van por completo,

aunque ya no estén.

Su esencia queda,

su voz se escucha, 

las sentimos sonreír.

Algunas personas jamás nos dejan.

Son eternas.

A %d blogueros les gusta esto: